La directora general de Seguros, Flavia Rodríguez-Ponga
La directora general de Seguros, Flavia Rodríguez-Ponga - MAYA BALANYA

El supervisor exige a las aseguradoras webs más transparentes y contratos más sencillos

El sector pide dotar a la DGSFP de más recursos humanos para ganar presencia en el debate regulatorio europeo

MADRIDActualizado:

Los organismos supervisores y reguladores españoles están volcados en mejorar la información y transparencia de la actividad financiera. Esta corriente no solo afecta a la banca. La Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), dependiente del Ministerio de Economía, ha reclamado a las compañías aseguradoras que operan en el país mejorar la información corporativa y de solvencia que ofrecen en sus páginas web y, además, ha instado al sector a avanzar en la simplificación del lenguaje contractual y a mejorar la información que se da al cliente en la preformalización de la venta de las pólizas.

«Es deseable la simplificación del lenguaje en las explicaciones dadas a los clientes», dijo ayer la directora general de Seguros, Flavia Rodríguez-Ponga, durante su intervención en la jornada «Perspectivas del seguros y la economía para 2017» organizada por ICEA, servicio de estudios de la patronal, Unespa. En concreto, el supervisor quiere hacer más clara la información que se da al consumidor en la fase previa a la suscripción del seguro, para que entienda al 100% las características del producto. «Que el lenguaje no sera jurídico porque no todo el mundo tiene por qué entenderlo», insistió, aclarando que «el lenguaje de las pólizas debe ser adecuado al perfil de cada persona».

Las propias compañías aseguradoras se han fijado como uno de sus retos para este ejercicio 2017 la simplificación del lenguaje contractual. Ahora bien, consideran que para ello sería positivo que se abordase una reforma de la ley de Contrato de Seguros que facilite acabar con la letra pequeña de las pólizas. Eso sí, el supervisor europeo prepara una normativa que obliga a mejorar esa información previa al cliente.

La ley de Distribución, en marcha

La DGSFP ha instado además al sector a mejorar la transparencia de la información corporativa y de solvencia que ofrecen en sus páginas web. En este sentido, la supervisora ha recordado que esos requisitos de transparencia y divulgación de información forman parte del tercer y último pilar de la normativa internacional Solvencia II que entró en vigor el año pasado, y que se refiere precisamente a la disciplina de mercado.

El Ejecutivo popular, a través de este órgano regulador y supervisor, está elaborando actualmente la futura ley de Distribución de Seguros, que entre otras cosas busca reforzar la protección de los consumidores. La DGSFP se reunirá este miércoles con representantes de los mediadores de seguros para analizar el borrador de la normativa, que contempla elevar las sanciones por la mala comercialización de productos aseguradores. El objetivo del regulador es contar la próxima semana con un borrador definitivo y que la norma sea aprobada en Consejo de Ministros en marzo o abril.

Nuevo modelo supervisor

Al tiempo que la Dirección General de Seguros prepara esa reforma de calado para el sector, Gobierno, PSOE y Ciudadanos ultiman una reforma del sistema de supervisión que afectará a la estructura de la propia DGSFP. Al respecto, la patronal del seguro, Unespa, volvió a reclamar ayer que Economía mantenga la actividad reguladora de la DGSFP, pero que las tareas de supervisión se independicen en una comisión financiado con una tasa a la actividad aseguradora y pagada por las compañías.

«Queremos un supervisor independiente, fuerte, con recursos humanos y materiales suficientes, y sobre todo capacidad suficiente para defender los intereses del mercado español en Fráncfort», dijo ayer la presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos, quien recordó la necesidad de que la industria aseguradora española defienda sus puntos de vista ante la revisión, entre otras, de la normativa Solvencia II que se está discutiendo en Europa. En esa línea Rodríguez-Ponga también ha coincidido la necesidad de reforzar a la DGSFP de cara a mejorar su presencia ante el supervisor comunitario, Eiopa.

Fuentes del sector explican que lo lógico es que los grupos parlamentarios acuerden una reforma del sistema de supervisión que imite la estructura que se implantó a nivel europeo; es decir, tres supervisores independientes de banca (Banco de España), seguros (DGSFP) y valores bursátiles (CNMV).