Suecia ya trabaja en su e-krona

El banco central sueco (el Riksbank) trabaja a contrareloj para desarrollar su propia moneda digital

BERLÍNActualizado:

Desde el nacimiento de la primera criptomoneda –el bitcoin– en 2009, los bancos centrales de varios países se encuentran trabajando para hacer uso de la nueva tecnología en sus respectivos territorios. Es el caso de Suecia. Uno de los que menos metálico usa habitualmente podría ser el primero en tener su criptomoneda: la e-Krona. El economista de HSBC James Pomeroy envió a sus clientes un artículo titulado «El gran año de Suecia: ¿puede la economía superar algunos desafíos?» en el que adelanta que el banco central sueco (el Riksbank) trabaja a contrareloj para desarrollar su propia moneda digital o como ya se ha bautizado a las criptomonedas estatales: «Moneda Digital Centralizada» (CDC).

Y que Visa y MasterCard tiemblen. Ya que serían los primeros en perder beneficios si sus clientes suecos optan por una transacción con una comisión muy por debajo de lo que cobran las tarjetas de crédito. Se sabe que los bancos centrales de Israel, China, Rusia y Japón tienen planes concretos para su propia moneda digital. En el Caso de Japón, el Financial Times ha filtrado que podría presentar la J-Coin antes de los Juegos Olímpicos de Tokio. Con esto, lo más probable es que la e-Krona haga su aparición pública (virtual) en 2019, ya lo adelantó el propio Riksbank el año pasado al indicar que una e-Krona podría contrarrestar problemas futuros causados por el rápido declive del uso de efectivo.

El Riksbank se refiere justamente a las características que muchos reconocen como negativas de una CDC a diferencia de una criptodivisa descentralizada como el bitcoin: la privacidad. Una e-Krona –o un e-Euro a cargo del Banco Central Europeo (BCE)– tendría acceso directo a todo pago, compra o transacción que se realice con esta moneda. Por otro lado, la información fácilmente rastreable ayudaría al trabajo de las agencias tributarias. Lo cierto es que el uso de efectivo en la economía del país escandinavo está cayendo y se encuentra entre las más bajas del mundo, aunque según Pomeroy «2018 puede ser un poco demasiado pronto» (para la intrucción de la e-Krona).

El uso de dinero en efectivo en Suecia está cayendo y se encuentra entre las más bajas del mundo

El Riksbank ha publicado un informe en el que discute dos formas en que la e-Krona podría funcionar: bajo un sistema basado en valores y un sistema basado en registros. El banco central sueco también podría considerar el uso de una combinación de ambos sistemas con el objetivo de ser el primero en introducir en el mercado una divisa digital de carácter estatal. Y Pomeroy lo respalda: la economía sueca sería un lugar adecuado para implementar una moneda digital que según su opinión lo más probable es que sea basada en valores, "sería más como el efectivo actualmente"

Hace más de 350 años fue en Suecia donde se creó el primer billete moderno, por lo que no sorprendería que aquí mismo se inicie el principio de su propio fin. Como sea, si e-Krona, J-Coin japonesa, CryptoRuble rusa o e-Euro, lo cierto es que las criptomonedas ya están aquí y el dinero tal y como lo conocemos puede tener los días contados.