El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna - ÓSCAR DEL POZO

De la Serna admite que Vargas le comunicó su intención de dimitir al poco de ser nombrado ministro

El titular de Fomento ha destacado la buena gestión del directivo durante su etapa al frente de AENA

MadridActualizado:

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, desveló hoy ante un grupo de periodistas que José Manuel Vargas, aún presidente de AENA, le había solicitado ser relevado al frente del operador aeroportuario público cuando tomó posesión del cargo en noviembre de 2016. Sin embargo, según explicó el ministro, le pidió como favor personal que continuara en el cargo hasta resolver el asunto de las tasas aeroportuarias, el principal ingreso de AENA, que se llevaban negociando desde la anterior legislatura.

Pero no fue la única ocasión en la que De la Serna le tuvo que pedir el mismo favor. Posteriormente, en junio de este año, con las tasas ya aprobadas, el presidente de AENA volvió a poner su cargo a disposición del ministro que volvió a sugerirle que esperara a después del verano. La decisión se tomó semanas antes de que estallara la crisis de los trabajadores de Eulen en El Prat y otro conflicto de los propios empleados de AENA.

De la Serna, que en todo momento respaldó la gestión de Vargas al frente de AENA, negó en varias ocasiones que la dimisión de éste se produzca debido a los problemas surgidos este verano en el aeropuerto del Prat por el conflicto con los trabajadores de seguridad de Eulen. «Sería injusto relacionar esta decisión con el asunto de El Prat», afirmó.

En el anuncio de su despedida, junto al ministro, Vargas corroboró que su decisión la tomó hace casi un año, por entender que la compañía, una vez reestructura y saneada, necesitaba de un cambio de ciclo «liderado por un cambio de personas».