Sede central del Santander en Boadilla del Monte (Madrid)
Sede central del Santander en Boadilla del Monte (Madrid) - EFE

El Santander plantea un ERE para 1.585 empleados en servicios centrales al absorber el Popular

La entidad propone también 575 recolocaciones de trabajadores del Popular en otras filiales del grupo

MADRIDActualizado:

La dirección del Santander ha puesto ya sobre la mesa de negociación la cifra del ajuste máximo de empleo que quiere hacer en los servicios centrales del grupo de cara a la integración del Popular. La entidad presidida por Ana Botín ha planteado a los sindicatos la salida de hasta 1.585 profesionales de los servicios centrales y unidades territoriales de apoyo de ambos bancos, donde trabajan unos 7.000 empleados, pero que con en el periodo de negociaciones previsiblemente bajará a un cifra intermedia entre las 1.000 y las 1.000 bajas. El banco, además, ha planteado 575 recolocaciones de trabajadores del Popular en otras filiales del grupo.

La intención del Santander es firmar un acuerdo con los representantes de los trabajadores antes de final de este mismo año. La dirección y los sindicatos ya tienen fijada una fecha para la siguiente reunión, el próximo lunes día 13, cuando probablemente se discutan ya las condiciones concretas de salida. A grandes rasgos, lo que ha ofrecido por ahora la empresa son prejubilaciones a partir de los 58 años y bajas incentivadas. La postura de los sindicatos pasa por, además de rebajar la cifra final de despidos, aumentar el segmento de prejubilaciones rebajando la edad de acceso a la misma, limitar la movilidad geográfica y elevar las medidas de flexibilidad como las recolocaciones funcionales.

El recorte de empleo en los servicios centrales será más intenso en aquellas áreas y tareas duplicadas, aunque el grupo ya manifestó su objetivo de hacer el ajuste bajo criterios de meritocracia y «aprovechando el mejor talento de ambas entidades». Las recolocaciones se harán desviando al personal más específico del Popular a Santander Operaciones y Santander Tecnología. Además, el Santander ya ha anunciado que contratará una empresa de recolocación que ayude a los empleados afectados por este ERE a encontrar un nuevo trabajo fuera del grupo. En los últimos ajustes del banco, el 80% de los trabajadores que acudieron a esta vía se recolocaron.

Este primer ajuste no afectará a la red comercial de ambos bancos, que en España la integran unos 33.538 profesionales y 4.501 sucursales. El recorte en esta se hará en 2019, una vez culminada la integración tecnológica de las dos entidades. El Santander indicó al comprar el Popular que prevé generar unas sinergias de costes con la operación de 500 millones de euros, tras hacer una reestructuración que le costará 1.300.