Álvaro Nadal, Javier Fernández y Antonio Mexia acompañan a Don Felipe
Álvaro Nadal, Javier Fernández y Antonio Mexia acompañan a Don Felipe - ABC

El Rey preside el centenario de la central hidráulica asturiana de La Malva

Situada en el parque natural de Somiedo, es la primera instalación eléctrica donde trabajó una mujer

MadridActualizado:

Su Majestad el Rey ha presidido hoy viernes el acto conmemorativo del centenario de la central hidráulica de La Malva, en Somiedo (Asturias), propiedad del grupo portugués EDP.

Felipe VI ha visitado la central acompañado del ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal; el presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández; el presidente del consejo de administración ejecutivo de EDP, Antonio Mexia; y el presidente de EDP España, Manuel Menéndez.

La Malva es el origen de EDP en España. Se levanta en pleno corazón del parque natural de Somiedo y se trata de una de las pocas centrales eléctricas del mundo situada en una Reserva de la Biosfera, declaración que recibió este entorno por la Unesco en el año 2000. Es, además, la primera central hidroeléctrica en la que trabajó una mujer.

Su Majestad ha recorrido las diferentes zonas de La Malva. Su visita ha comenzado en la sala de máquinas, donde se encuentran los cuatro grupos generadores de la central, que suman una potencia que alcanza los 12 MW. En sus primeros cien años, La Malva ha generado más de 3 millones de megavatios hora. Su producción media anual, 35.000 MWh, se traduce en el consumo de 10.000 hogares.

En la sala de control, el Rey ha conocido cómo se integra la tecnología más moderna en una instalación centenaria. Desde este punto se gestiona, entre otros elementos de la instalación, el funcionamiento de los cuatro grupos generadores que están automatizados, por lo que también pueden operarse en remoto.

Don Felipe también ha estrenado las visitas a la exposición que alberga la central. Instalada en las antiguas viviendas del director y empleados, consta de diferentes salas con paneles que explican la llegada de la electricidad y su importancia para el desarrollo económico y social, tanto de Somiedo como de Asturias, el proyecto, construcción y puesta en funcionamiento de La Malva, así como los principales hitos que han marcado la historia de la energética EDP en España.

La zona del antiguo taller ha sido otra de las estancias de la exposición que ha visitado Felipe VI. Al estar situada en una zona alejada y de difícil acceso, La Malva contaba con un taller que le permitía ser autosuficiente frente a pequeñas reparaciones. En la exposición pueden verse distintas máquinas y herramientas de la época, tanto de La Malva como de otras instalaciones del grupo.

El acto conmemorativo del centenario de La Malva ha concluido con la puesta en marcha del grupo 2. Felipe VI ha arrancado esta unidad desde el pupitre de control original, que se mantiene en la sala de máquinas.

El presidente del consejo de administración de EDP, Antonio Mexia, ha agradecido la visita de Su Majestad el Rey, destacando que «la celebración de estos cien años son una muestra de la importancia de la energía en el desarrollo de la sociedad. Este proyecto para el aprovechamiento respetuoso de los recursos naturales también resume bien cómo nos gusta hacer las cosas y por qué esta central es importante dentro de EDP».

Mexia también ha afirmado que «desde hace décadas, EDP tiene un papel destacado en el mercado ibérico de la energía, donde la estabilidad regulatoria para negocios como las redes inteligentes de energía o las fuentes renovables es fundamental para su desarrollo. EDP quiere mantener su rol en el mercado ibérico en igualdad de oportunidades y condiciones. Nuestra apuesta por el mercado español es contundente, con más de 10.000 millones de euros de inversión en poco más de una década».