Operación salida durante el actual puente de diciembre
Operación salida durante el actual puente de diciembre - EFE

Los carburantes son hasta un 6% más caros que en el puente de diciembre del año pasado

Llenar el depósito de un vehículo cuesta entre 3 y 4 euros más

MADRIDActualizado:

El precio medio del litro de gasolina y gasóleo registran este año precios entre un 4,5% y un 6,2% más caros que en el puente de diciembre del año pasado, a pesar de haberse mantenido estables esta semana. En concreto, el precio del litro de gasóleo se ha situado esta semana en los 1,135 euros, y el de la gasolina en 1,237 euros, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE).

El precio del gasóleo es un 6,2% superior a los 1,069 euros que marcó hace un año por estas fechas y se mantiene cerca de los máximos del año.

Por su parte, el precio medio del litro de gasolina es un 4,5% más caro que los 1,184 euros que costaba el litro de este combustible en el puente de la Constitución de 2016.

Con los actuales precios, llenar un depósito de 55 litros de gasóleo supone para el consumidor un coste de 62,42 euros, 3,6 euros más que hace un año.

Para el caso de la gasolina, el llenado de un depósito de 55 litros tiene un coste de 68,03 euros, lo que representa casi 3 euros más que en las mismas fechas de 2016.

Encarecimiento del 1,3% en un mes

En el plazo de un mes, la gasolina se ha encarecido un 1,39% y el gasóleo un 1,34%. El precio de la gasolina está ahora al mismo nivel que a principios de año y el del gasóleo ha subido ligeramente, un 0,71%.

Este comportamiento en los carburantes coincide con un momento en que los precios del crudo de calidad Brent, de referencia en Europa, se han estabilizado por encima del listón de los 60 dólares. Este jueves, el barril de Brent cotizaba a 61,6 dólares, mientras que el Texas americano se intercambiaba a 56,19 dólares.

En el año móvil (últimos doce meses), la subida ha sido del 5,37%, en el caso de la gasolina, y del 7,18%, en el del gasóleo.

No obstante, los precios están aún muy lejos de los máximos registrados en septiembre de 2012: la gasolina, un 18,73% por debajo, y el gasóleo, un 21,45%.