Los partidos, a la conquista del voto de los empresarios

Rebajas en el impuesto de sociedades, más facilidades para las pymes o ayudas a la innovación, entre las propuestas «estrella» de los partidos para impulsar la actividad empresarial

Actualizado:

Los partidos políticos que se presentan a estas elecciones se han dado cuenta de que los empresarios son una parte muy importante del electorado, sobre todo porque de las facilidades que encuentren a la hora de hacer negocios depende que se resuelva el principal problema del país, la creación de empleo. Por ello, los principales partidos no han dejado pasar la oportunidad y se han lanzado a hacer promesas en todas las direcciones. Desde rebajas en el Impuesto de Sociedades (PP), a un tipo único del 20% para todas las empresas a cambio de suprimir toda la panoplia de deducciones (Ciudadanos). En la otra cara de la moneda están dos partidos, PSOE y Podemos, que no contemplan disminuir los impuestos que pagan las empresas en aras de continuar con la reducción del déficit (PSOE), e incluso plantean subidas de los tipos en función del destino de los beneficios empresariales (Podemos).

Desde los técnicos del Ministerio de Hacienda, Gestha, su secretario general, José María Mollinedo, asegura que «para cumplir los objetivos de reducir el déficit, cualquier rebaja fiscal, tanto la del Impuesto de Sociedades como la anunciada en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), deben ir acompañadas de medidas complementarias de aumento en otros impuestos y/o reducción de gastos e inversiones por un importe, al menos, equivalente a la rebaja propuesta».

En cuanto a la supresión de las deducciones en Sociedades los técnicos de Gestha coinciden en que «la tributación efectiva de las empresas disminuye a medida que éstas ganan en tamaño ya que, en estos casos, pueden acceder a servicios de asesoría fiscal muy especializados para aprovechar al máximo todas las posibilidades que tienen de reducir su factura fiscal. Entre 2009 y 2013 las empresas han dejado de pagar 31.191 millones de euros fruto de las deducciones».

Uno de los mantras que aparece en todos los programas económicos de los partidos políticos es el apoyo a las pymes y a los autónomos, aunque con diferencias. El PP propone flexibilizar el aplazamiento de las cuotas que tienen que pagar los autónomos a la Seguridad Social al tiempo que les dará libertad para decidir sus cotizaciones. Frente a esta propuesta, el PSOE plantea que se mejore su financiación mediante fondos de capital riesgo, en la misma línea de Ciudadanos. Podemos plantea que los autónomos paguen cuotas a la Seguridad Social en función de la facturación que obtengan.

Entre las propuestas más sorprendentes que se pueden encontrar en los mencionados programas están las de Ciudadanos en relación al AVE, ya que califica la inversión realizada de «sin criterio económico», por lo que propone «alargar los plazos para la finalización de las obras en curso, y dice que «no pondrá en marcha ninguno de los proyectos que están en fase de planificación o contratación». Ni que decir tiene que la paralización de estas inversiones supondría un revés para las muchas empresas que están implicadas en esta infraestructura.

Otra de las «sorpresas» de esta campaña electoral es la vuelta del discurso de la banca pública, en este caso por parte de Podemos, hasta el punto de que plantea la creación de fondos soberanos públicos para «evitar la desnacionalización de empresas estratégicas y que estas sean compradas por los fondos buitre», en una especie de marcha atrás en el tiempo.

En el amplio abanico de propuestas, la mayoría sin demasiada concreción, están la clásica de reducir la burocracia para facilitar la labor de los empresarios, aunque sin un objetivo concreto que se pueda cuantificar en ninguno de los partidos, o la de apoyar más la innovación. En este último punto también hay páginas enteras dedicadas a las bondades que tiene la innovación para las empresas pero, en su mayoría, mediante ideas grandilocuentes sobre el objetivo de orientar nuestras empresas hacia la tecnología y la innovación como eje fundamental de la actividad. Ciudadanos va un paso más allá y se propone repatriar el talento que salió del país durante los años de la crisis. El PSOE ha propuesto duplicar la inversión pública en I+D+i civil para que llegue a representar al menos el 2,5% del gasto de los Presupuestos Generales del Estado en 2020.

Anxo Sánchez, catedrático de Matemáticas de la Universidad Carlos III de Madrid y miembro del grupo de economistas «Nada es gratis», asegura que «la crisis económica ha dejado al sistema de ciencia e innovación en un estado calamitoso». En relación a las propuestas de los partidos sobre este tema las califica directamente de «poco creíbles en tanto en cuanto no se sabe de dónde va a salir el dinero, a lo que se une que tanto PP como PSOE han recortado de manera salvaje los presupuestos de investigación pese a todas sus promesas previas».

La política industrial también ha encontrado hueco en los programas electorales aunque de nuevo con grandes frases que no van mucho más allá de la generalidad de «hay que conseguir reindustrializar el país». De nuevo sin objetivos cuantificables ni medidas concretas.

Aquí repasamos algunas de las iniciativas que recogen estos programas para relanzar la actividad empreasarial:

Propuestas laborales

La regulación laboral ha sido objeto de rifirrafe entre los partidos políticos que concurren a las elecciones del 20 de diciembre. Ciudadanos, por ejemplo, se ha desmarcado con una propuesta de contrato laboral único indefinido que, entre sus especificidades, supone una disminución de la protección jurídica del empleado de modo que el despido es más fácil y barato, lo que flexibiliza el mercado laboral, según sus defensores. Desde el PP se ha hecho especial hincapié en la reducción de la temporalidad de los contratos laborales, sobre todo en aquellos que se van encadenando. Para reducir este fenómeno el candidato a presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha hecho una oferta de último minuto para subvencionar la cotización a la Seguridad Social de los primeros 500 euros de sueldo de cada nuevo contrato indefinido que se realice en 2016 y ello durante cuatro años, beneficio que se extenderá a los contratos temporales que se conviertan en indefinidos En el PSOE aseguarn la lucha es por la reducción de la precariedad laboral, para lo que proponen derogar la reforma laboral aprobada por el Gobierno del PP en 2012 así como aprobar un nuevo estatuto de los trabajadores, subir el salario mínimo interprofesional hasta los 1.000 euros en 8 años y reducir la brecha salarial entre mujeres y hombres. Podemos también quiere subir de manera inmediata el salario mínimo, que en los dos primeros años se situaría en los 800 euros al mes, la jornada laboral máxima de 35 horas semanales y una renta garantizada de 600 euros mensuales para los hogares más pobres.

Medidas fiscales

El PP recuerda que en el Impuesto de Sociedades se ha aprobado una rebaja del tipo general del 30 al 25% a partir de 2015. Se han introducido también mecanismos para beneficiar a las pymes, que podrán aplicar la nueva reserva de nivelación para bajar su tipo hasta el 22,5%. El PSOE quiere una tributación mínima del 15% para el Impuesto de Sociedades y de un 35% para los beneficios de la planificación fiscal agresiva que realizan algunas multinacionales para eludir el pago de impuestos. No bajarán impuestos para cumplir con el déficit. Ciudadanos promete que el nuevo tipo de Sociedades del 20% será único y se aplicará también a las pymes. Ahora el tipo efectivo es del 18,7% por los beneficios fiscales. La propuesta fiscal de ciudadanos para las empresas pasa por suprimir todas las desgravaciones fiscales para las empresas. Podemos propone una reforma en profundidad del Impuesto de Sociedades mediante la eliminación de las deducciones y un impuesto mínimo para las grandes empresas. Habrá tipos diferenciados en función del destino de los beneficios empresariales.

Medidas para alentar la creación de empresas

Los populares se comprometen a flexibilizar el régimen de aplazamientos en las cotizaciones de los trabajadores autónomos reforzando así los mecanismos de segunda oportunidad. Los autónomos tendrán más libertad para elegir sus cotizaciones. El PSOE pretende desarrollar el plan «España Ecosistema Digital» destinado a mejorar el emprendimiento y la innovación digital. Además se actualizarán los instrumentos de financiación venture capital y se lanzarán fondos de capital riesgo. Ciudadanos pondría en marcha un programa de empresas de inversión para pymes mediante la asociación del Gobierno con inversores privados para capitalizar fondos de inversión manejados profesionalmente y cuyo destino serán las pymes. Podemos propone cuotas a la Seguridad Social progresivas en función del rendimiento neto para los autónomos que facturen por encima del salario mínimo. Al mismo tiempo estudiarán crear un régimen de cotizaciones de autónomos a tiempo parcial.

Propuestas para facilitar la financiación

El PP se compromete a continuar facilitando que el nuevo crédito a pymes crezca a ritmos superiores al 16%, como lo ha hecho en los últimos meses, de modo que se acumulan 24 meses de subidas consecutivas de la financiación a pymes. El PSOE propone conseguir que el ICO actúe como una auténtica banca pública de inversiones, con varias líneas de financiación y ofrecimiento de apoyo estratégico a las empresas que necesiten fondos para realizar su actividad. Se creará una línea ICO para nuevas empresas. Ciudadanos propone un nuevo sistema de innovación, cercano al modelo alemán de cooperación público-privada, lo que incluirá un refuerzo importante en gasto en I+D que, entre las novedades, será financiado con fondos públicos del Estado. Podemos pondría en marcha fondos de inversión soberanos de carácter público, al igual que hacen otros países europeos, como estrategia para evitar el riesgo de desnacionalización de empresas estratégicas y que tomen su control los fondos buitre.

Facilidad para hacer negocios

El PP asegura que impulsará el desarrollo de la industria española con actuaciones para facilitar el crecimiento empresarial, las exportaciones y la simplificación del marco regulatorio. El PSOE plantear reducir las trabas burocráticas o fiscales a las que se enfrentan los emprendedores para aumentar la competitividad. España ocupa el puesto 37 en facilidad para hacer negocios. Ciudadanos cree que «para conseguir que se hagan negocios de manera fácil España debe reducir drásticamente las trabas administrativas para aquellos que quieran hacer negocios». Podemos dice que impulsará una verdadera ley de Segunda Oportunidad y un proceso simplificado de reestructuración y cancelación de deudas, tanto para personas físicas como jurídicas.

Aumentar el tamaño de las empresas

El PP asegura que reducirá las restricciones a la movilidad empresarial, se facilitará la transmisión de empresas y se revisará el tratamiento de los escalones regulatorios que imponen requisitos más onerosos cuando el tamaño de la empresa excede ciertos umbrales. El PSOE se compromete a impulsar la creación de «clusters» sectoriales en torno a universidades, centros tecnológicos o empresas para impulsar el desarrollo tecnológico y la aplicación de los planes sectoriales a las necesidades de la innovación. Ciudadanos propone eliminar burocracia y mejorar la fiscalidad para reducir los costes fijos de las empresas, ayudará a los autónomos a formarse e implementará políticas destinadas a mejorar el crecimiento de las empresas. Podemos impulsará el emprendimiento en sectores innovadores, como la economía digital mediante el impulso de pequeños centros de negocio (hubs) y clústeres de innovación y de trabajo colaborativo («coworking») y startups.

Crecer en el exterior

El PP quiere que la industria ocupe una posición central en la economía española, para lo que se facilitará que puedan competir de la manera más ventajosa en los mercados internacionales, al tiempo que se desarrollen las actividades de ciencia e innovación. El PSOE pondría en marcha un plan para la internacionalización de empresas innovadoras que incluirá los aspectos fiscales y financieros, el establecimiento de alianzas estables en otros continentes y la mejora de la colaboración científica y tecnológica. Ciudadanos cree que la atracción selectiva de talento internacional puede resultar una palanca importante que impulsaría la calidad y cantidad de proyectos innovadores que se lanzan y desarrollan en España, siguiendo el ejemplo de Silicon Valley. Podemos propone un Pacto Nacional por la economía productiva para impulsar un acuerdo multilateral entre Gobierno, patronal y sindicatos por el desarrollo industrial. La reindustrialización no puede hacerse solo a través de los precios.