Imagen de las cajetillas de tabaco
Imagen de las cajetillas de tabaco - Abc

Así son las nuevas cajetillas de tabaco: con un 65% de advertencias sanitarias

Los fabricantes tendrán que hacer frente a un sobrecoste para cumplir con los cambios en envasado y etiquetado previstos en la directiva

Actualizado:

Las cajetillas de cigarrillos y el tabaco para liar inician el próximo 20 de mayo el cambio de imagen, con un incremento del tamaño de las advertencias sanitarias combinadas (texto más imagen), que cubrirán el 65% de ambas caras del envase y se situarán en la parte superior.

Transitoriamente, la advertencia trasera se ubicará inmediatamente por debajo de la precinta fiscal, según contempla la directiva comunitaria de productos del tabaco. El objetivo es que los fabricantes hayan cambiado en un año todas las cajetillas de tabaco acorde con la directiva, es decir, tienen como fecha tope el 20 de mayo de 2017.

En concreto, el próximo 20 de mayo es el plazo máximo para que los países de la Unión Europea transpongan dicha directiva al ordenamiento jurídico nacional. Algunas de las medidas previstas en la nueva directiva pueden ser aplicadas de manera directa en España, aunque la legislación española aún no ha transpuesto esta norma europea.

De esta forma, a partir del viernes, 20 de mayo, los fabricantes e importadores, que tendrán que hacer frente a un sobrecoste por el cambio, cumplirán con la directiva adaptándose a aquellas medidas que son de aplicación directa, como el envasado y el etiquetado de los cigarrillos, del tabaco para liar y del tabaco para pipa de agua.

El portavoz de la Mesa del Tabaco, Juan Páramo, ha destacado que nueva norma europea contiene algunas medidas "muy restrictivas" que pueden provocar distorsiones en el mercado sin que sirvan para cumplir su objetivo sanitario. «La aplicación de las medidas de la directiva de productos del Tabaco habla por sí misma de la hiperregulación a la que está sometido el sector del tabaco», ha afirmado.

'Fumar mata'

Asimismo, las nuevas advertencias en los laterales de las cajetillas de cigarrillos ocuparán un 50% de sus superficies, o interior, según el formato de tabaco para liar y tabaco para pipa de agua, con frases como 'Fumar mata' y 'El humo del tabaco contiene más de 70 sustancias cancerígenas'.

Igualmente, desparecerá la mención 'Las autoridades sanitarias advierten' y la impresión de los niveles de nicotina, alquitrán y monóxido de carbono, pero se mantiene la obligación de medición y notificación a las autoridades competentes.

Además, se incorpora un nuevo mensaje sobre el fondo amarillo, con ayuda para dejar de fumar suministrada por el Ministerio de Sanidad, al tiempo que desaparecen los envases con menos de 30 gramos de tabaco para liar.

«La directiva de productos del tabaco convierte a las cajetillas de tabaco en el soporte de los mensajes sanitarios de las autoridades, pues duplica el tamaño de las advertencias sanitarias por ambas caras y laterales y reduce al mínimo el espacio para las enseñas, lo que en la práctica supone limitar de manera brutal el espacio de las marcas», ha subrayado Páramo, quien ha denunciado que, ante esta situación, los consumidores verán reducida su capacidad de elección de sus marcas por la dificultad de diferenciarlas.