El director general de Nestlé en España, Laurent Dereux
El director general de Nestlé en España, Laurent Dereux - ABC

Nestlé aspira a que los productos bio sean en cinco años el 15% de sus ventas en España

Las fábricas españolas de la multinacional de alimentación elaborarán dos terceras partes de las novedades y factura en estos momentos un 2% en la gama ecológica

BarcelonaActualizado:

Lo bio y lo ecológico ha dejado de ser una moda en España para confirmarse como una tendencia sólida de mercado. La multinacional de la alimentación Nestlé apuesta decididamente por liderar esa transformación del mercado español con el lanzamiento de una variada gama de productos bio y con la aspiración de que en el horizonte de cinco años sus ventas representen entre el 10 y el 15% de su facturación, cuando ahora suponen solo un 2%, que es el mismo porcentaje que ocupa la alimentación ecológica en la cesta de la compra. Si se suma la reformulación de productos clásicos con menos grasas, sal y azúcares, los alimentos sanos supondrán en un lustro el 44% de la facturación de Nestlé.

La apuesta por los productos ecológicos la ha anunciado este miércoles Laurent Dereux, director general de Nestlé España, en su última comparecencia ante los medios de comunicación, puesto que se jubila el 31 de mayo tras 35 años en la compañía. Le sustituirá Jacques Rever. Dereux ha subrayado que «el 65% de los productos bio se fabricarán en nuestras fábricas españolas de Miajadas (Cáceres), Sebares (Asturias) y Reus (Tarragona)». El directivo ha destacado también que la fábrica de café tostado de Reus tiene incrementará su producción tras el acuerdo firmado entre Nestlé y Starbucks.

Este tipo de alimentos responden a normativas agrícolas que prohíben el uso de herbicidas o fertilizantes químicos y garantizan el uso responsable de los recursos naturales y el mantenimiento de la biodiversidad y su certificación tiene que sortear distintos niveles de control, incluido el de las comunidades autonómicas. Además de la apuesta por lo bio, Nestlé también refuerza su producción de productos más sanos, al reformular la composición de productos clásicos para reducir grasas, sal y azúcar. Por ejemplo, ha lanzado una fabada asturiana Litoral con el 30% menos de grasas, un Nesquick con el 30% menos de azúcar y tabletas de chocolate sin azúcares añadidos.

Aunque la compañía ya lanzó el año pasado en alimentación orgánica infantil la lecha Nidina Premium Bio y las galletas Nestum para bebés, ahora ha consolidado su oferta con el lanzamiento de la gama completa Naturnes Bio, que incluye purés de frutas y verduras, papillas de cereales, postres lácteos y galletas sin gluten. Entre los principales productos ecológicos que la empresa acaba de sacar al mercado también destaca el tomate frito Solís casero ecológico, el café molido Bonka Ecológico, el soluble Nescafé Gold Organic y tres variedades de cápsulas de Nescafé Dolce Gusto. Otros lanzamientos como las ensaladas de legumbres Litoral –que han debutado en los lineales este mes de mayo–, las nuevas variedades de Garden Gourmet a base de proteína vegetal o los chocolates Nestlé sin azúcares añadidos completan un portfolio de productos que responden a las nuevas tendencias.

Inversión de 42 millones en 2018

La cifra de negocios de Nestlé en España fue el año pasado de 1.928 millones de euros, lo que supuso un decrecimiento del 0,3%. Las exportaciones representaron un 29% de las ventas totales y se situaron en 569 millones de euros, con un incremento del 3,6%, mientras que las ventas en el mercado español alcanzaron los 1.359 millones de euros y las inversiones ascendieron a 83 millones de euros, fundamentalmente para finalizar las obras de la fábrica de Nescafé de Girona. Este año la inversión bajará a 42 millones y el 85% se destinará a los diez centros de producción que tiene en España. Dereux confía «replicar» este año los resultados del anterior, aunque con más exportaciones.