Última Hora Juana Rivas no ha comparecido hoy a la cita judicial que tenía

Economía

Navarra da el primer paso para la creación de una banca pública propia

El Ejecutivo foral ha aprobado hoy la concesión para realizar el estudio preliminar

Uxue Barkos, presidenta de Navarra
Uxue Barkos, presidenta de Navarra - ABC

El Gobierno de Navarra ha adjudicado este viernes la realización de un estudio para ver la viabilidad de crear una banca pública en la Comunidad foral. Se trata del cumplimiento de uno de los puntos programáticos que llevó al Gobierno al cuatripartito formado por Geroa Bai, Bildu, Podemos e Izquierda Unida.

La empresa adjudicataria, Bizilan S.A. estudiará las actitudes, opiniones y expectativas de una lista seleccionada de agentes de interés en Navarra, con el fin de perfilar en qué ámbitos económicos y espacios sociales de la sociedad crearía valor una entidad financiera de carácter público.

El estudio se realizará desde cinco puntos de vista: el impacto sobre la financiación para las familias, para las empresas, para las Administraciones públicas, la opinión sindical y la función social y los valores de las entidades financieras.

Además, el Gobierno está estudiando en estos momentos el estudio jurídico, que ya ha sido realizado. Y quedaría como último paso antes de tomar una decisión, conocer experiencias de referencia en Europa.

Difícil aprobación

Otras comunidades autónomas como Cataluña y la Comunidad Valenciana ya se encuentran inmersos en procesos similares y les está resultando muy complicado obtener la licencia bancaria.

«Hacer renacer un sector público bancario tiene dificultades, no sólo por el capital mínimo necesario (18 millones de euros), sino por todos los requisitos necesarios para convencer a la Autoridad Bancaria Europea o al Banco Central Europeo», explicó hace un tiempo la profesora de Derecho Administrativo de la Universidad de Navarra, María Amparo Salvador.

La idea que más se baraja, sobre todo en los principales impulsores de la banca, Podemos e Izquierda Unida, sería resucitar Caja Navarra. De la antigua caja de ahorros tan sólo queda la Fundación Caja Navarra, que todavía posee el 1,2% de CaixaBank, la entidad que la absorbió.

Desde la plataforma ATTAC Navarra, movimiento internacional para el control democrático de los mercados financieros y de sus instituciones, se apuesta por una banca pública «que garantice la inclusión financiera de todas las personas» y que garantice «que los ahorros de las personas tengan una seguridad, y evitar que ese capital se pierda en inversiones especulativas que nada tienen que ver con la economía real».

El profesor Christoph Scherrer, de la Univesidad alemana de Kassel definió la banca pública, durante una charla en el Parlamento de Navarra hace unos meses, como un «ancla de estabilidad que permite llevar a cabo políticas monetarias anticíclicas que permitan paliar los efectos negativos de los vaivenes de la economía», lo que dificultaría la aprobación por parte del Banco Europeo.

Toda la actualidad en portada

comentarios