Juan Vicente Herrera, Álvaro Nadal, Javier Fernández e Ignacio Galán, esta tarde
Juan Vicente Herrera, Álvaro Nadal, Javier Fernández e Ignacio Galán, esta tarde - EFE

Nadal reitera a Galán que Iberdrola no puede cerrar las centrales de carbón

El ministro se reúne con los presidentes de la compañía y de Castilla y León y de Asturias

MadridActualizado:

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, ha afirmado esta tarde que es de «interés general» que las centrales de carbón de Iberdrola, situadas en Lada (Asturias) y Velilla (Palencia), sigan abiertas, porque si no funcionaran la factura de la luz se elevaría en 2,5 euros anuales para todas las familias españolas.

Así se expresó Nadal al término de la reunión mantenida con el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, en la que estuvieron también los presidentes de Asturias y Castilla y León, Javier Fernández y Juan Vicente Herrera, respectivamente, que mostraron su apoyo al ministro.

Además, el titular de Energía pidió a Iberdrola que si decide dejar de contar con estas centrales se plantee una alternativa al cierre, como tratar de venderlas a través de una subasta.

A este respecto, denunció la «falta de flexibilidad y de explicaciones» del presidente de Iberdrola, del que obtuvo únicamente el compromiso de que no se producirá el cierre antes de 2020, en lugar de 2018.

Asimismo, afirmó que «las decisiones empresariales deben encajar en los objetivos de política energética», de la que apuntó tres objetivos: cumplir las exigencias medioambientales, atender la competitividad de las empresas y el poder adquisitivo de las familias, y garantizar la seguridad de suministro.

En esta línea, destacó que las centrales de generación de carbón en España utilizan carbón competitivo y que, dentro de la generación térmica, el carbón es más barato que otras fuentes, especialmente el gas.

También reiteró su intención de seguir adelante con el decreto que permitirá al Gobierno negar el cierre de centrales por motivos económicos y a hacerlo sin el respaldo del Congreso de los Diputados.

Por último, se refirió a los efectos que tendría el cierre en la economía local en términos de empleo, además de la actividad económica generada, informa Servimedia.

Por su parte, el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, defendió ayer su decisión de cerrar las dos únicas centrales de carbón que tiene en España y ratificó el compromiso de la compañía con el medio ambiente, el desarrollo sostenible y lucha contra el cambio climático.

También defendió «la coherencia de la iniciativa de Iberdrola» de completar el proceso de clausura de todas sus centrales de carbón en el mundo, fuente de energía que solo representa, actualmente, el 1,8% de la capacidad total del grupo, que asciende a casi 48.100 megavatios (MW), con la decisión estratégica adoptada hace varios años por los órganos sociales de la compañía de compromiso de lucha contra el cambio climático.