IBILos municipios en los que subirá o bajará el catastro en 2018

Comprueba en el buscador si suben o bajan los valores catastrales en tu localidad en 2018. Si no aparece tu población es porque no han variado este año

Las referencias se incrementarán en 1.295 localidades mientras que se reducirán en otras 535, por la revisión aprobada por el Gobierno y pedida por los ayuntamientos

MadridActualizado:

Casi 1.300 municipios han recibido el año nuevo con un «catastrazo» sobre sus valores. En concreto, 1.295 consistorios han visto cómo desde ayer sus valores catastrales han subido, lo que redundará en el bolsillo de sus vecinos en forma de mayores cuotas de tributos como el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) o la plusvalía municipal, es decir, el tributo que grava el incremento de valor terrenos de naturaleza urbana. Todo dependerá, eso sí, de si cada consistorio ha mantenido los tipos de ambas figuras para este año o decide bajarlos para impedir la subida fiscal a sus vecinos.

[Comprueba en el buscador si sube o baja el catastro en tu localidad en 2018. Si no aparece tu municipio es porque no han variado los valores este año. El Gobierno solo tiene competencia sobre las comunidades de régimen común, por lo que no se incluye a Navarra y País Vasco]

El Gobierno aprobó el pasado viernes en el último Consejo de Ministros del año los coeficientes a partir de los que se actualizan los valores catastrales de los 1.830 municipios que lo habían pedido. Si bien lo usual es que estos coeficientes se incluyan en los Presupuestos Generales del Estado, al retrasarse su tramitación por la falta de apoyos legislativos, el Ejecutivo lo ha aprobado fuera de las cuentas, como ya hizo en 2017.

¿Sube el IBI en los 1.295 ayuntamientos afectados? No tiene por qué. A partir de los valores catastrales se calcula el IBI, por lo que si hay un aumento de las referencias se incrementa la cuota del tributo, siempre y cuando cada consistorio no baje los tipos para tratar de amortiguar esta subida. Es decir, depende de cada ayuntamiento.

Como fuere, no todo serán alzas fiscales: para otros 535 municipios la medida provocará la bajada de sus valores y, si no hay ninguna subida de tipos del consistorio en cuestión, un recorte del IBI y la plusvalía local. Los coeficientes que aprobó la semana pasada el Ejecutivo determinan que para aquellas localidades cuya última revisión se hizo antes de 2004, los valores suben. Para las que se produjeron durante la época de la burbuja inmobiliaria, desde 2005, las referencias se reducen.

Entre las capitales de provincia, Valencia (un 4% aumentarán sus valores catastrales), Granada (un 4%), Cádiz (5%), Huelva (4%), Badajoz (5%), Logroño (4%), Huesca (3%) o Teruel (5%) recogerán subidas de sus valores y, si los ayuntamientos no han modificado los tipos de IBI o plusvalía municipal, ello se trasladará en incrementos de estos impuestos para sus vecinos. Por lo contrario, los valores de Lérida se reducirán un 4%.

Estos 1.295 municipios suponen el 16% de las 8.124 localidades que hay en España. Como es lógico, el mayor número de subidas se produce en provincias donde hay más pueblos. Muchas de las localidades que actualizan sus valores en 2018 ya estaban incluidas en las cuentas de 2017. Como explican desde Hacienda, ello se debe a que en numerosos casos, los ayuntamientos piden que la revisión se haga escalonadamente.

Si bien en la orden ministerial que se publicó en septiembre, el número de ayuntamientos en los que se iba a producir una revisión catastral ascendía a 1.831, desde el Ministerio afirman que el consistorio abulense de Cebreros se incluyó por error entre los municipios afectados cuando no debía recogerse. Por tanto, finalmente son 1.830 localidades.

La presión de los municipios ha provocado que el Ejecutivo aprobara, a última hora, esta revisión. Precisamente el IBI y la plusvalía municipal son dos de los principales impuestos municipales que explican las cuentas saneadas de los municipios, en superávit desde 2012. Las subidas de tipos y de valores catastrales ha provocado que desde 2008 la recaudación del IBI haya aumentado un 61% pese a que los valores de la vivienda nueva se han depreciado un 24%, como pone de relieve un informe publicado ayer por Sociedad de Tasación (ST).