Montoro abrirá el proceso de reforma de la financiación autonómica tras lograr luz verde para los Presupuestos
Montoro abrirá el proceso de reforma de la financiación autonómica tras lograr luz verde para los Presupuestos - EFE

Montoro replica a Torra que endurecerá la intervención económica de la Generalitat si reactiva el Diplocat

El Gobierno convocará a las comunidades para la reforma de la financiación tras aprobar los Presupuestos

MadridActualizado:

La hoja de ruta del Gobierno para las próximas semanas proyecta aprobar el proyecto de Presupuestos de 2018 y, días después, reabrir el melón de la reforma de la financiación autonómica. Pero de fondo la crisis catalana sigue planeando. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha señalado está mañana que si la Generalitat vuelve a financiar actividades ilegales, elevará el control que ahora, con el levantamiento del 155, se ha suavizado. Esta declaración ha respondido al anuncio del nuevo presidente catalán, Quim Torra, de restituir a los cargos destituidos del Diplocat. Todo dependerá del uso que se haga de la red exterior de la Generalitat. «Depende de lo que hagas. Puedes abrir embajadas con un fin noble pero después utilizarlas para actividades ilegales», ha advertido Montoro en su intervención en el Ágora de «El Economista», organizada junto a E&Y y Unicaja.

«Lo que vamos a impedir es que vayan a actividades ilegales», ha zanjado. El ministro ha explicado que el nuevo sistema de control de Cataluña vuelve al que se articuló en 2015, con un informe mensual de la interventora de la Generalitat que valida la legalidad del gasto del Govern. Ello sustituye a la vigilancia semanal y la retención de las entregas a cuenta del sistema de financiación en una cuenta del Banco de España, que se aprobaron en septiembre de 2017. Como fuere, pase lo que pase el control se mantiene a pesar de que Torra haya pedido que se levanten por completo. «Va a ser que no», ha respondido Montoro.

«Hay que mantener al menos los que se inician en 2015», ha aseverado en referencia a los controles, para advertir que podrá elevar los controles si el nuevo presidente de la Generalitat comete irregularidades. Asimismo, se ha opuesto a que TV3 promueva el independentismo, aunque ha admitido que este «no es un tema de contabilidad».

«Lo que no puedes hacer desde organismos públicos es la promoción de actividades ilegales, ni de manera directa ni de manera indirecta. Es como si desde una televisión pública estuviéramos promoviendo los beneficios del consumo de drogas o el contrabando de tabaco», ha analizado.

Primero PGE, luego la financiación autonómica

Junto a ello, el ministro ha anunciado que convocará el Consejo de Política Fiscal y Financiera con las comunidades autónomas a tal fin días después de que el Pleno del Congreso apruebe el proyecto de cuentas de 2018. «Inmediatamente después de la votación en pleno de los Presupuestos, lo convocaremos los días siguientes», se ha referido .

«A finales de mayo, principios de junio, tendremos ese Consejo», ha previsto para condicionarlo a «los trabajos del Comité Técnico de Evaluación», en el que están representados expertos del Estado y las regiones.

Sin embargo, en sus palabras, no habrá nuevo modelo de financiación autonómica sin el apoyo «explícito» del PSOE, que gobierna en siete comunidades y cuyos votos necesita en el Congreso de los Diputados, ya que con esta Ley «no vale» la mayoría con la que se van a sacar los Presupuestos: se requiere un consenso más amplio. «La intención es llevar una reforma de la financiación autonómica, pero no lo vamos a hacer sin el apoyo explícito del PSOE», ha sentenciado.

Uno de los pilares que se someterá a debate y donde hay más acuerdos, frente a otros temas como la armonización de impuestos, es la reestructuración de la deuda autonómica en manos del Estado. Este pasivo se corresponde a los mecanismos desplegados desde 2012 a través del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) y Facilidad Financiera. «No tiene sentido que el Estado se financie a través de los presupuestos autonómicos», ha aseverado.