El Rey Felipe VI y el Rey Juan Carlos I posando, entre otros, con el ministro de Economía Román Escolano en la presentación del Informe Cotec 2018
El Rey Felipe VI y el Rey Juan Carlos I posando, entre otros, con el ministro de Economía Román Escolano en la presentación del Informe Cotec 2018 - EFE

La mitad del presupuesto español para I+D+i no se ejecuta pese a la recuperación económica

El Informe Cotec 2018 pone de manifiesto que España registró en 2016 su menor porcentaje de inversión en estas materias con respecto al PIB de la última década

MadridActualizado:

El Informe Cotec 2018 ha vuelto a poner sobre la mesa las carencias en España respecto a investigación, desarrollo e innovación. En un acto de presentación al que han acudido, entre otros, el Rey Felipe VI y el Rey Juan Carlos I, se ha evidenciado que la inversión en estas materias se ralentizó en 2016. Ese año fue el segundo consecutivo de auge de la inversión en I+D (+0,67%) tras seis años de contracción entre 2009 y 2014, aunque fue bastante inferior al 2,74% de 2015. Sin embargo, uno de cada dos euros presupuestados en el sector público no llegaron a ejecutarse en la práctica.

La «intensidad inversora» con respecto al PIB, señala el informe, quedó en 1,19% en 2016, tres centésimas menos que en 2015, a una apreciable distancia del 1,4% registrado en 2010, y que representa el esfuerzo más bajo desde hace una década (1,20% en 2006).

De esta forma, se constata que el gasto en I+D se viene manteniendo en los últimos seis años con datos por debajo del crecimiento del PIB. Así, el crecimiento del gasto total en 2016, el informe lo achaca a las buenas cifras de inversión del sector privado, cuya actividad aumentó un 3%, mientras que la del sector público se redujo un 2%.

La inversión en España en I+D+i respecto al PIB fue de tan solo el 1,19% en 2016, la cifra más baja en una década

De hecho, en el informe se pone de manifiesto una «creciente brecha entre las previsiones iniciales de asignación de recursos y el gasto fianlmente ejecutado». La tendencia que muestra es descendente desde el año 2007 que se ha visto intensificada con el tiempo pese a la recuperación económica. Se ha pasado de una ejecución del presupuesto del 90% a un mínimo histórico en 2016, último año con cifras, del 49%. En otras palabras, uno de cada dos euros teóricamente destinados a investigación, desarrollo e innovación no se ejecutan en la práctica.

En 2016 se presupuestaron 6.445 millones de euros para estas materias, lo que supuso una reducción de 106 millones con respecto a 2015. En cambio, el dinero que se destinó a estas partidas fue de 3.182 millones, es decir, 787 millones menos que un año anterior.

«Una perspectiva temporal más amplia permite constatar la severa reducción de recursos públicos destinados a la I+D+i», explica el Informe Cotec 2018. Tan solo hay que fijarse en que en 2009 se ejecutó un gasto de 8.476 millones de euros, un 60% más que en 2016.

Cristina Garmendia ha señalado que el camino escogido por España «podría no ser sostenible» en el tiempo con las actuales cifras de inversión

La presidenta de Cotec, Cristina Garmendia, ha señalado durante la presentación que «dar la espalda a la I+D hoy es un coste de oportunidad que no se puede permitir ninguna empresa, institución o país que aspire al liderazgo».

Así, Garmendia lanzó un aviso a las instituciones y empresas españolas. «Aunque algunos indicadores mejoran ligeramente, el incremento de la inversión se mantiene −por sexto año consecutivo− por debajo del crecimiento del PIB, lo que nos aleja de nuevo de los países de nuestro entorno y del conjunto de la UE», ha explicado.

Por ello, la presidenta de Cotec ha asegurado que el camino escogido por España de no invertir como los países de nuestro entorno en I+D+i «podría no ser sostenible y que, en cualquier caso, se aleja del escenario por el que trabaja la Fundación Cotec».

Comparación internacional

A nivel internacional, las perspecivas de evolución del I+D en España muestran cifras dispares. El crecimiento del gasto en la UE en 2016, el 0,54%, fue el más bajo registrado desde 2009. Así, se registraron caídas del 7,2% en Reino Unido y del 2,5% en Italia; y subidas del 4,1% en Alemania y del 5,1% en Portugal.

En España, con un gasto total en I+D de 13.260 millones de euros, creció el 0,67%, casi el doble que el promedio europeo. Pese a ello, nuestro país continúa en niveles de inversión por debajo de los de 2009: concretamente, se encuentra un 9,1% por debajo, mientras que la UE los ha aumentado de manera notable (27,4%) y países como Reino Unido (39,4%) y Alemania (37,9%) también.