Huelga de taxistas en el aeropuerto de El Prat - EFE

Miles de taxistas se manifiestan en Madrid y Barcelona contra Uber y Cabify

La patronal de VTC denuncia que algunos manifestantes han arrojado ácido contra determinados vehículos

MADRID/BARCELONAActualizado:

Miles de taxistas han iniciado a las 12.00 una manifestación en el centro de Madrid para pedir que se solucione "la liberalización encubierta" de su sector y que se cumpla la normativa respecto a los vehículos de alquiler con conductor (VTC). La principal reivindicación de los taxistas es que se respete la ratio legalmente establecida de una licencia de VTC por cada 30 de taxi, que según los protestantes se incumple sistemáticamente.

Fernando del Molino, representante de la Confederación de Taxistas Autónomos de España (CTAE), ha explicado a los medios antes de empezar que, si bien las agrupaciones de conductores se están "reuniendo" con el Gobierno, este "no está haciendo todo lo posible" por aportar las "mil y una soluciones que tiene que encontrar" para resolver la situación del sector.

En Barcelona, unos 2.000 taxistas han iniciado una marcha lenta entre el aeropuerto de El Prat y la ciudad, con la finalidad de colapsar los accesos en el marco de la huelgapara pedir a Fomento que regule los VTC.

Las protestas de los taxistas, que han iniciado la huelga a las 06.00 horas, están causando importantes retenciones de tráfico en las rondas de circunvalación y en los accesos sur de la ciudad.

Según han explicado a Efe el portavoz de Élite Taxi Barcelona, Tito Álvarez, unos 2.000 taxis han salido del Aeropuerto de Barcelona circulando en marcha lenta hacia la ciudad, la mitad hacia la Zona Franca y la otra mitad hacia la plaza de España.

Por su parte, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha afirmado que el 70% de los taxistas no se ha sumado a las movilizaciones, por lo que -ha dicho- no se puede hablar de una convocatoria del sector, ya que la mayoría no ha llevado a cabo ninguna acción.

De la Serna, que ha presentado el proyecto "Madrid, nuevo norte", ha explicado que la falta de amparo legal -la justificación de algunas asociaciones de taxistas para convocar los paros- no es cierta, ya que están protegidos por la norma que limita las licencias de VTC a una por cada treinta taxis, que fue aprobada por el gobierno de Mariano Rajoy. No obstante, ha reconocido que sí hubo un vacío legal entre 2009 y 2013 por la aprobación de la Ley Ómnibus en 2009.

"Seguimos trabajando para evitar que se utilicen las licencias con fines especulativos", ha finalizado De la Serna.

Escalada de violencia

Unauto, la patronal de las VTC, ha denunciado a través de un comunicado que los paros del sector del taxi han «coincidido» con una nueva escalada de violencia hacia conductores de Uber y Cabify. En concreto, la asociación denuncia que varios taxistas han arrojado huevos y ácido contra este tipo de vehículos, además de coaccionarles e incluso realizar agresiones verbales.

«Hay un preocupante sentimiento de impunidad entre los grupos radicales que perpetran estos ataques. Nos parece increíble que pueda volcarse un coche en medio de la ciudad de Barcelona y no haya detenciones», ha destacado Eduardo Martín, presidente de Unauto, en el mismo comunicado.