Economía

Metrovacesa retoma el liderazgo como promotor inmobiliario tras ampliar capital en 1.100 millones

La compañía cuenta ahora con activos valorados en 2.600 millones de euros y espera promover y vender 40.000 viviendas

Jorge Pérez de Leza, consejero delegado de Metrovacesa
Jorge Pérez de Leza, consejero delegado de Metrovacesa - ABC

Metrovacesa ha dejado atrás años de reestructuración, ajustes y recorte de la deuda y ha irrumpido en el sector con la vocación de convertirse en líder de promoción de viviendas en España. Santander y BBVA han relanzado a la compañía después de haber transferido 3,1 millones de metros cuadrados en suelos valorados en 1.108 millones de euros con los que podrá edificar cerca de 24.000 viviendas. «Esta operación supone la consolidación de Metrovacesa como líder en la promoción residencial en España, con una posición única en cuanto a volumen y calidad de suelos y una estrategia diferenciada que combina la promoción de viviendas y la gestión de suelos estratégicos a corto y medio plazo», ha explicado el consejero delegado de la firma, Jorge Pérez de Leza.

Con casi de 100 años de historia, la empresa fue testigo de la guerra de opas y contraopas entre los años 2006 y 2007 protagonizado por Joaquín Rivero y la familia Sanahuja. Lastrada por su endeudamiento, en 2009 fue rescatada por sus entidades acreedoras (Santander, BBVA y Popular, entre ellas), que se hicieron con el control, y en 2012 fue excluida de Bolsa. Hoy, tras la ampliación de capital no dineraria, pasará a disponer de unos activos valorados en 2.600 millones de euros, una cartera de suelo de 6 millones de metros cuadrados, lo que le permitiría promover y entregar 40.000 viviendas.

La promotora prevé entregar entre este año y el próximo 700 viviendas y finalizar este año con la promoción de 2.000 inmuebles, para, a partir de entonces, arrancar con la promoción de entre 4.000 y 5.000 viviendas anuales. Pérez de Leza señala que el precio medio de estos inmuebles se situará en torno a los 250.000 euros y se destinarán tanto a compra como a alquiler. Esta última opción, sobre todo, se concentrará en los principales núcleos urbanos, donde está avanzando en mayor medida la demanda de viviendas en arrendamiento.

La compañía cuenta con activos en prácticamente todas las comunidades autónomas, aunque la mayor parte de ellos (72%) se ubican en Madrid, Cataluña, Andalucía y Valencia. El 71% de este suelo es finalista o con obra en curso.

Con este movimiento, las entidades destinan recursos suficientes para aprovechar el ciclo de «seis o siete años» de crecimiento en el sector y ponen a disposición de otros promotores estos mismos terrenos. Pérez de Leza no ocultó que Metrovacesa está dispuesta a vender los terrenos a sus competidores cuando el momento sea el oportuno y se logre la máxima rentabilidad para los accionistas.

En función de las aportaciones de terreno, Santander ha rebajado su participación hasta el 61,3% del capital, desde el 70,3% anterior, aunque sumará finalmente el 70,5% tras absorber el Popular. Mientras tanto BBVA incrementa su participación hasta el 29,5%, desde el 20,5% precedente.

La estrategia de la inmobiliaria también pasa por aumentar su plantilla desde los 100 empleados hasta rebasar los 200 a finales de 2018. En cuanto a la localización, Metrovacesa confirma su estrategia de desarrollar promociones en la Costa del Sol, como Bahía de las Rocas (Manilva), Norte de Cancelada (Estepona) y Artola (Marbella). «Junto a dos de las promociones de Marbella, este año se entregarán también otras en Algeciras, Barcelona, Alicante, Valladolid, Paracuellos del Jarama (Madrid) y Torrent (Valencia), áreas en las que la compañía continuará con su actividad durante los próximos años», detalló la compañía.

Toda la actualidad en portada

comentarios