El primer ministro francés, Emmanuel Macron, ayer durante su intervención en Davos - REUTERS

Macron y Merkel, en contra del proteccionismo de Trump

El Foro espera con incertidumbre el discurso de hoy del presidente americano

DavosActualizado:

Frente al suspense que rodea la inminente llegada del presidente norteamericano Donald Trump al Foro Económico Mundial (FEM), actualmente reunido en Davos (Suiza), sus homólogos de Francia y de Alemania, Emmanuel Macron y Angela Merkel, defendieron en sus intervenciones de ayer la cooperación multilateral, rechazando el proteccionismo y el aislacionismo que emerge actualmente en numerosos países del mundo.

Merkel, que se enfrenta con un brote nacionalista en su propio país, declaró ser una ferviente partidaria del multilateralismo porque el nacionalismo «no es la solución adecuada para los problemas actuales» y lamentó que no se tenga actualmente presente lo que ocurrió en Europa tras la Segunda Guerra Mundial. «Queremos cooperación global, no muros», insistió.

Durante su discurso, la cancíller alemana admitió que la causa de la fractura que existe en Alemania es debida a los problemas económicos y migratorios por los que atraviesa el país e hizo alusión a los días oscuros de su historia afirmando que, para evitar su repetición, «Alemania desea ser una nación que contribuya a la resolución de los problemas mundiales de manera multilateral».

La canciller también señaló que Europa quiere seguir colaborando con el Reino Unido después de la salida de este país de la Unión Europea. Sin embargo, insistió en que este país debería seguir respetando el principio de la libre circulación de personas respecto a los países de la UE.

La economía digital fue otro de los asuntos abordados por la representante de la principal economía europea, que sigue mantiendo envidiables porcentajes de empleo y de crecimiento. «Europa debe caminar hacia un mercado común digital porque los bancos de datos serán las materias primas del siglo veintiuno», afirmó.

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, protagonizó un largo discurso durante el cual se declaró contrario al proteccionismo y advirtió de los peligros que este conlleva. Una intervención que comenzó en inglés, un intento de seducción de los numerosos dirigentes anglófonos que se encontraban en el auditorio, y que terminó en francés.

«Francia está de vuelta», repetía en inglés Macron para intentar convencer a los inversores extranjeros que deberían optar por este país para realizar sus inversiones. Acto seguido, el presidente francés cambio de idioma y de registro, criticando en francés a la mundialización que ha olvidado a gran parte de la población del planeta creando grandes desigualdades.

«El crecimiento económico no es un fin en sí mismo sino un medio y, todavía iré más lejos y diré que la búsqueda de crecimiento económico nos ha hecho, a menudo, olvidar lo que los pueblos están dispuestos a aceptar para obtenerlo porque este crecimiento es cada vez más injusto», declaró ante el Foro de Davos el mandatario.

Críticas a Google y Facebook

Desde la tribuna de Davos, el presidente de la República gala atacó duramente a los gigantes de internet, Google y Facebook, que según el francés participan en la injusticia de la mundialización gracias a la optimización fiscal. Estas palabras no eran lo que los ejecutivos y altos dirigentes más ricos del planeta, que participan en el Foro de Davos, esperaban oír. Incluso algunos abandonaron la sala antes de que terminara su intervención, hecho que los observadores calificaron sin gravedad porque Macron ya los había agasajado hace unos días invitándolos a una recepción en el palacio de Versalles.

También, ayer miércoles en Davos, el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, mantuvo la misma posición que Macron y Merkel criticando el proteccionismo y defendiendo los ideales de la Unión Europea. «Italia continúa siendo lo que ha sido en los últimos sesenta años, un país fundamentalmente a favor de Europa», declaró.

Tras la sesión de ayer miércoles con las intervenciones de Macron, Merkel y Gentiloni, la agenda europea cierra su participación en Davos. Y es que el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, finalmente no acudirá a la cita por una gripe intestinal. Ahora el Foro se prepara para la llegada del mandatario norteamericano, prevista para hoy. Su intervención, la más esperada, es una verdadera incógnita para los participantes.