Economía

«La legislación no es buena y perjudica la competitividad», afirma el presidente de CEOE

Juan Rosell dice delante de Rajoy que «hay que hablar mucho y bien de los políticos»

Toxo, Rosell, Rajoy, Báñez, Pallete y Álvarez, de izquierda a derecha, en la asamblea de CEOE
Toxo, Rosell, Rajoy, Báñez, Pallete y Álvarez, de izquierda a derecha, en la asamblea de CEOE - Ignacio Gil

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha subrayado hoy con rotundidad que los empresarios quieren «seguir creando empleo, cuanto más mejor y de la máxima calidad» y que con las propuestas salariales de este año, los empresarios están dando un mensaje de esperanza, «teniendo en cuenta que la mayoría de las empresas españolas, especialmente las pequeñas y muy pequeñas, siguen en pérdidas y están saliendo lentamente de la crisis».

En su discurso de clausura de la asamblea de la CEOE, organización que está celebrando su 40 aniversario, Rosell criticó que «la legislación no es buena y perjudica la competitividad de las empresas». Ha abogado también por mejorar en entorno regulatorio, puesto que entre los factores determinantes de competitividad figuran los obstáculos o las facilidades que ofrecen el marco normativo donde operan las empresas. En su opinión, es preciso evaluar las normas y adoptar un compromiso para elaborar pocas, «pero simples y estables en el tiempo».

El acto ha tenido lugar en el auditorio de la sede de Telefónica, en las Tablas, al que también han acudido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; la ministra de Empleo, Fátima Báñez; y los secretarios generales de CC.OO. y de UGT, Ignacio Fernández Toxo y Pepe Álvarez.

Calificó de «muy positiva» la transformación de España en los ámbitos político, social y económico durante los 40 años de vida de CEOE, donde ha habido «muchos aciertos y, por supuesto, algunos errores» como en cualquier proyecto humano. Reconoció el papel desempeñado por la Monarquía y los políticos en todos estos años, de los que dijo -delante del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que clausuró el acto- que «hay que hablar mucho y bien de la clase política de los últimos 40 años, principales protagonistas del proceso, aunque algunos lo quieran poner en duda».

Rosell afirmó que para los empresarios es imprescindible continuar, precisamente, con el diálogo y negociación «para conseguir soluciones estable y sólidas que apoyen una recuperación económica sostenible y duradera» y que hay que continuar con las reformas «sin atolondramientos, pero sin pausas».

Puso especial énfasis en la consolidación de la recuperación y en la necesidad de que el Gobierno lleve a cabo una política económica que favorezca la competitividad empresarial, para lo que es imprescindible reducir la fiscalidad a las empresas, que cualquier medida tributaria se anuncie con la debida antelación y tenga vocación de permanencia; coordinar las políticas tributarias estatales, autonómicas y locales, además de suprimir algunos impuestos autonómicos.

Reclamó facilitar la creación de empleo, para lo que resulta imprescindible «seguridad jurídica, flexibilidad y realidad». Todo ello, «apostando claramente por el diálogo social» para su implementación, especialmente en el ámbito de la negociación colectiva y los acuerdos, en todos los niveles y ámbitos. «Debemos modernizar la negociación colectiva para que siga dando frutos. Estamos poniendo encima de la mesa una propuesta potente con ánimo de mejora».

Para los empresarios españoles, es preciso, dijo, situar la educación y la formación como una prioridad de la política de Estado y promover una mejora en la calidad de los sistemas educativos y formativos y su relación con el empleo.

Minutos antes, el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, destacó en su intervención el Plan Digital 2020 y consideró que debería incrementar un 10% la digitalización de España. Esta se debe basar en pilares como la conectividad con las redes de alta generación, la transversalidad de los sectores, la educación y la formación, la innovación y el emprendimiento.

Toda la actualidad en portada

comentarios