Jean Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea
Jean Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea - EFE

Juncker asegura que nunca discutió con empresas «individuales» sobre fiscalidad cuando era presidente de Luxemburgo

El presidente de la Comisión Europea ha descartado en la Eurocámara que vaya a crearse una lista de paraísos fiscales en la UE

BruselasActualizado:

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, descartó que vaya a crearse una lista de paraísos fiscales en la Unión Europea (UE) similar a la que se confeccionará con los países fuera del bloque que no colaboren en materia fiscal.

«No haremos eso. No sentimos que sea nuestro deber hacerlo salvo que haya circunstancias muy serias que, entonces, tendríamos que abordar», dijo Juncker en una comparecencia ante la comisión especial de la Eurocámara sobre el escándalo de los papeles de Panamá.

La UE está trabajando en la confección de una lista de jurisdicciones que no cooperan con los Veintiocho en materia de fiscalidad, que será publicada a final de este año.

Juncker defendió la actuación de Luxemburgo, país del que fue primer ministro entre 1995 y 2013, con respecto a la directiva de fiscalidad del ahorro después de que un informe del grupo parlamentario de los Verdes revelase este lunes que el Gran Ducado utilizó una excepción en esta norma para ayudar a evadir y eludir impuestos.

Según este documento, diez países europeos perdieron desde 2005, cuando la directiva entró en vigor, 354 millones de euros en tasas gracias a que Luxemburgo pudo mantener su secreto bancario y permitió la creación de empresas pantalla.

Juncker dijo que entonces «el mundo era muy diferente» y que había académicos que defendían que esto tendría un efecto disuasorio para la evasión de impuestos, y recordó que la Eurocámara emitió una opinión favorable al respecto.

Preguntado por los eurodiputados sobre su papel mientras era ministro del Gobierno luxemburgués, Juncker aseguró también que nunca mantuvo discusiones «con empresas individuales» sobre fiscalidad y no estuvo implicado en «acuerdos particulares» entre multinacionales y el Ejecutivo de su país.

«Reformas ambiciosas»

En general, el presidente de la CE defendió hoy ante la comisión de los Papeles de Panamá del Parlamento Europeo (PE) que bajo su mandato el Ejecutivo ha avanzado en la lucha contra la evasión de impuestos y aseguró que comparte el objetivo de una «fiscalidad justa».

Juncker afirmó que mantiene el compromiso que hizo a la Eurocámara cuando asumió el cargo en noviembre de 2014 de combatir la evasión fiscal y subrayó que «hoy los hechos hablan por sí mismos».

«Hemos adoptado reformas ambiciosas empleando algo que es de sentido común: las empresas deben pagar impuestos dónde generan beneficios», dijo Juncker, que destacó las investigaciones abiertas por la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, a las empresas Starbucks en Holanda o Fiat en Italia por este motivo.

Juncker señaló que la CE ha aprobado 12 propuestas para luchar contra la evasión fiscal y que en junio presentará un decimotercera para controlar la actividad de los intermediarios que ofrecen asesoría fiscal.

«Aún creo en la competición fiscal, pero ahora estoy centrado en una competencia justa, porque tenemos lagunas en la UE», dijo Juncker, a quien los eurodiputados recordaron reiteradamente que Luxemburgo es uno de los países con más compañías opacas e intermediarios financieros y que bajo su mandato el país intentó bloquear los avances comunitarios en la lucha contra la evasión.