Comitiva oficial del Príncipe Mohamed bin Salman
Comitiva oficial del Príncipe Mohamed bin Salman - EFE

Inversión en transportes: Empresas españolas pujarán por 32.000 millones del plan saudí

La estrategia de Internacionalización de las Infraestructuras 2018-2020 de Fomento promoverá la imagen y presencia del sector español en ese país

MadridActualizado:

La transformación económica de Arabia Saudí, cuyo Príncipe Mohamed bin Salman está de visita en España para presentar su plan «Saudi Vision 2030», representa una importante oportunidad para las empresas españolas. Y el Gobierno es consciente de ello. El Ministerio de Fomento tiene identificados proyectos en suelo saudí por un valor global de 32.000 millones de euros durante los próximos diez años solo en el ámbito de las infraestructuras de transporte por los que podrán competir las empresas del sector público y las grandes compañía privadas de servicios e infraestructuras del país.

Así consta en el Plan de Internacionalización del Transporte y las Infraestructuras 2018-2020 elaborado por el Ministerio, que señala a Arabia Saudí como un mercado prioritario y traza una hoja de ruta para potenciar la marca España en su territorio. No hay que olvidar que proyectos como el AVE a La Meca y el metro de Riad ya cuentan con sello español.

El documento del Ejecutivo, elaborado por Ineco con la colaboración de todas las empresas del grupo Fomento y las principales asociaciones sectoriales del transporte y las infraestructuras, señala que el plan de inversión en redes de transporte de Arabia Saudí a 10 años incluye el desembolso de más de 32.000 millones, sobre todo en ferrocarril.

Las compañías españolas tienen la vista puesta sobre cuatro proyectos de tren: el megaproyecto ferroviario que conectará todos los países del Golfo, entre ellos Arabia Saudí; las redes Yeda-Jizán y Abha-Jizán, y la conexión entre Yeda y Riad, conocido como proyecto Landbridge. Además, el plan de inversiones del reino saudí contempla también la privatización de su red de aeropuertos; de hecho, el banco de inversión Goldman Sachs ya tiene orden de dirigir la venta de una parte del aeródromo de Riad.

La estrategia de Fomento pasa por promocionar la imagen de España en Arabia Saudí como país experto en el sector, sobre todo en los ámbitos ferroviario y del transporte urbano. Así, está previsto que empresas como Renfe, Adif e Ineco participen durante este mes de abril en la «Annual Saudi Arabia Transport & Infrastructure», principal feria del país en el sector.

Además, durante los próximos meses el Ministerio prevé organizar una cumbre específica española en Riad para presentar las fortalezas de España en esta industria: la gestión completa de los proyectos desde su planificación hasta la operación, el modelo de gestión público-privada y el desarrollo del concepto «hub» multimodal. También se planea celebrar una jornada similar en Madrid.

La visita del Príncipe Mohamed bin Salman, heredero al trono saudí, producida entre ayer y hoy, representa otra gran oportunidad para que ambos países estrechen lazos. El mandatario se reunirá tanto con los Reyes como con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. En un principio también se barajó la posibilidad de que se organizara un encuentro entre una veintena de empresas españolas y la comitiva saudí, pero esta opción fue finalmente descartada por problemas de agenda del mandatario.

Ello no impedirá, sin embargo, que Mohammed bin Salman presente a distintas empresas españolas su gran reforma económica, el proyecto «Visión 2030». Es un plan estratégico con marcado carácter aperturista y con el que se pretende reducir la dependencia de Arabia Saudí del petróleo, potenciando sectores como el transporte, el turismo, las energías renovables, la educación y la sanidad, creando el mayor fondo soberano del mundo e impulsando las privatizaciones. Está previsto que distintos dirigentes acudan al almuerzo organizado hoy en el Palacio de la Zarzuela para el mandatario.

Estos encuentros también servirán para cerrar distintos contratos. Uno de ellos la posible venta de cinco corbetas de Navantia similares al modelo Avante 2200 a la Marina saudí por 2.000 millones. El proyecto, que supondría la mayor venta exterior de la industria militar española hasta la fecha, también incluye la construcción de una base para la flota del país árabe, el desarrollo de sistemas de control y combate para los buques, el mantenimiento de las corbetas y un programa de adiestramiento, que implicaría el desarrollo de una escuela de formación en Arabia.

El AVE a La Meca es otra de las grandes operaciones desempeñadas por empresas españolas en suelo saudí. Sin embargo, fuentes del consorcio encargado del proyecto han descartado que se vaya a producir un encuentro específico con el mandatario saudí durante su estancia en España.

«Proyectos como la gran ciudad tecnológica NEOM, una smart city que previsiblemente apostará por los edificios inteligentes, las fuentes de energías renovables y los semilleros de empresas biotecnológicas, pueden ofrecer también oportunidades a nuestras empresas de infraestructuras de transporte y de energías renovables, ingeniería o tecnologías de la información», señala el socio responsable de estrategia energética e internacionalización de KPMG en España, Antonio Hernández, quien explica que aunque los principales adjudicatarios serían las grandes empresas españolas, esos contratos generan un importante efecto arrastre en servicios asociados, como ingeniería, y proveedores de material.

Entre las fortalezas de las empresas españolas al pujar por esos contratos, según señala Hernández, está «la fortaleza de la marca España en este mercado, en el que las relaciones políticas son un elemento fundamental», así como el hecho de que los sectores prioritarios para el Gobierno saudí son aquellos en los que las empresas españolas ocupan posiciones de liderazgo mundial, con amplia experiencia en mercados internacionales y que pueden ejercer un efecto arrastre sobre empresas de menor tamaño. Además, las empresas españolas cuentan con apoyo público de, por ejemplo, la aseguradora estatal Cesce, que en pasado enero renovó la cobertura sin restricciones a medio y largo plazo en ese país.