Economía

Hacienda puso sanciones récord de 600 millones a tres empresas en 2014

La Agencia Tributaria decretó cinco de las diez mayores multas desde 1999 el año pasado

La filial española de la mexicana Cemex recibió la mayor de la historia de Hacienda, 455 millones

Hacienda puso sanciones récord de 600 millones a tres empresas en 2014
JAVIER TAHIRI MADRID - MADRID - Actualizado: Guardado en: Economía

La Central de Grandes Contribuyentes de la Agencia Tributaria impuso el año pasado cinco de las diez mayores sanciones registradas por esta oficina desde 1999. Estas cinco multas, interpuestas a tres grandes empresas, sumaron 590 millones de penalización, según datos oficiales a los que ha tenido acceso ABC. Dos de las sanciones fueron para la filial española de la cementera mexicana Cemex, que recibió la mayor multa acumulada de la historia de Hacienda, 455 millones.

El nombre de las otras dos compañías no ha trascendido, si bien se trata de grandes empresas, ya que la Delegación de Grandes Contribuyentes solo se encarga de firmas que facturan más de cien millones al año. En el caso de Cemex, la investigación estuvo acompañada de polémica, debido a la destitución de una inspectora de la Central que llevaba el caso. A esta salida le sucedieron varias dimisiones. Entre 2006 y 2009, Cemex presentó «falsas pérdidas» por valor de 3.042 millones.

Las sanciones son consecuencia de la estrategia de acecho de la Agencia Tributaria sobre las grandes empresas. La Delegación de Grandes Contribuyentes ingresó el año pasado más de 2.700 millones, que suponen entre un 22% y un 26% del total de la recaudación de lucha contra el fraude. Ello marca un aumento frente a los menos de 1.500 millones cosechados en 2011, cuando la contribución de los ingresos de esta delegación al total de la Agencia era menor al 15%.

Dentro de este aumento de la recaudación, ha contribuido a elevar la cifra el desbloqueo de numerosas sentencias sobre deuda tributaria por parte del Supremo, expedientes que la Agencia ha podido ingresar los últimos años. En 2014, la Agencia Tributaria liquidó 1.750 millones en cobros pendientes de grandes contribuyentes, un 35% del total.

Otro de los pilares de vigilancia del organismo sobre las grandes empresas consiste en el marcaje de las estrategias de «maquillaje» de resultados. En el plan de control tributario de 2014, dos de las líneas prioritarias del organismo dirigido por Santiago Menéndez giran en torno al control sobre las grandes empresas. El plan de control tributario de 2014 especificaba que se reforzaría el «análisis de riesgos específicos», que vigilaría «el control de los ajustes al resultado contable, la compensación de bases imponibles negativas y la aplicación de deducciones en cuota». También estrechaba el cerco sobre «los pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades».

En la estrategia de este año, el énfasis se puso en «potenciar actuaciones que puedan incidir en contribuyentes acogidos al nuevo régimen de diferimiento de las cuotas de IVA a la importación o al nuevo régimen de tributación consolidada de grupos fiscales». De momento, entre enero y junio las actuaciones de control extensivo sobre grandes empresas –con ingresos de más de 6 millones– crecieron un 268,25% hasta los 369.040 investigaciones, frente a las 100.214 del primer semestre del año pasado.

Este conjunto de medidas entra dentro del plan de Hacienda, para aumentar la contribución fiscal de las empresas. Cuando llegó al poder, el presidente Mariano Rajoy señaló que había grandes empresas del Ibex 35 que «no pagaban impuestos». El mayor cerco se ha reflejado en un alza del tipo efectivo por el Impuesto de Sociedades que pagaron los grupos consolidados el año pasado fue del 7,3%, el más alto desde 2007. Este aumento ha venido ayudado por la mejora económica, ya que el año pasado con esa mejora de la actividad las grandes empresas tuvieron más beneficios y, por tanto, pagaron más impuestos por ellos. Sin embargo, en años de crisis, el tipo también subió: si en 2011 era del 3,8%, en 2013 ya estaba en el 6%.

Ello no quiere decir que las grandes empresas solo paguen este tipo del 7,3% en impuestos sobre su resultado. Al ser la mayor parte de ellas multinacionales, muchos de los beneficios los obtienen de otros países, donde también pagan tributos. Hacienda solo contempla el impuesto de Sociedades que pagan en España pero sobre su resultado global. Para el resto de empresas, aunque su tipo efectivo es superior, del 13,8% en 2014, la tendencia ha sido a la baja desde el 16% que pagaron en 2012. Si bien el tipo nominal de Sociedades es del 28%, el tipo efectivo es menor por las deducciones y bonificaciones aplicadas.

Este comportamiento diferente entre grandes empresas y pymes se repite en otros ámbitos. Por ejemplo, los ingresos por pagos fraccionados de grandes empresas y grupos consolidados se han duplicado desde 2011 a 2014, de 7.600 millones a casi 16.000 millones, un 108% más. No obstante, se redujo para las pymes desde casi 1.900 millones en 2011 a menos de 1.600 millones el año pasado.

Esta mayor vigilancia sobre las grandes empresas se reflejó en que el mayor incremento de la recaudación en los años del ajuste fue en el Impuesto de Sociedades. Entre 2011 y 2013 los ingresos de este tributo aumentaron en 3.334 millones de euros. Este montante es superior al incremento de IRPF (148 millones) e IVA (2.629 millones) juntos que se dio en estos años.

Subida de tipos del IRPF e IVA

Si bien en 2012 el Gobierno elevó los tipos del Impuesto sobre la Renta y, desde septiembre de dicho año, también subió el IVA, el impacto de la crisis en el empleo y el consumo provocó que las subidas tuvieran un efecto reducido. La eliminación de desgravaciones estos años en Sociedades tuvo un efecto mayor. Entre las medidas que explican el alza de recaudación está la limitación de los pagos fraccionados mínimos, la reducción de la compensación de bases imponibles negativas, de la deducción del fondo de comercio, o de los activos intangibles.

Precisamente, 2013 fue el peor año de la crisis, también para las empresas. Ese ejercicio fue el que más empresas declararon no tener beneficios a Hacienda en toda la serie histórica, que comienza en 2004. De los 1,443 millones de empresas que informaron al Fisco para pagar Sociedades, solo 385.331 tuvieron ganancias y pagaron el tributo.

Toda la actualidad en portada

comentarios