El ministro de Economía, Luis de Guindos - MAYA BALANYA

De Guindos no descarta que España pueda crecer por encima del 2,7% en 2017

El ministro de Economía ha avanzado la posibilidad de que España pueda salir del procedimiento de déficit excesivo este mismo año

MADRIDActualizado:

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, no ha descartado que el crecimiento del PIB pueda ser incluso superior al del año pasado, cuando subió el 3,2%, lo que significaría dos décimas más del alza prevista inicialmente por el Gobierno.

"No lo descartaría, que el crecimiento de la economía pueda ser superior al del año pasado", ha dicho durante su intervención en la Comisión de Economía del Congreso donde ha afirmado que España podría reducir el déficit público al 3% del PIB este año y salir del procedimiento de déficit excesivo en los próximos meses.

"Si este año el déficit público alcanzara el 3% del PIB, apenas una décima por debajo de nuestro objetivo, España podría salir este mismo año del procedimiento de déficit excesivo", ha puntualizado, al tiempo que ha valorado que ello "permitiría un mayor grado de libertad con la política presupuestaria".

Ha insistido en que si España alcanza la meta del déficit del 3% del PIB en 2017 saldría un año antes de lo previsto del procedimiento de déficit excesivo porque la Comisión Europea consideraría que se mantiene en ese umbral durante más tiempo.

En este sentido, ha explicado que España entraría en el procedimiento "preventivo" por el problema del endeudamiento público.

El ministro se ha mostrado optimista sobre la fuerza del crecimiento del PIB y ha señalado que no hay ningún signo que avance una desaceleración por lo que el alza de la economía podría superar la previsión marcada en el 3% para este año.

El ministro ha valorado también la reducción del ratio de la deuda pública con el PIB, y ha señalado que el crecimiento de la economía española está siendo acompañado de una "intensa creación de empleo".

Ha recordado que la reducción del número de desempleados en 340.700 personas durante el segundo trimestre del año, hasta los 3.914.300, ha hecho que la cifra de parados baje de los 4 millones por primera vez desde 2008, según ha publicado la Encuesta de Población Activa (EPA).

Un paro «intolerablemente alto»

No obstante, ha incidido en que la tasa de paro del 17,22%, es todavía un nivel "intolerablemente alto", por lo que ha urgido a los partidos políticos a seguir la línea de las reformas emprendidas por el Gobierno del PP. "Sería imperdonable desaprovechar los esfuerzos realizados y perder la competitividad que ha ganado España. Los españoles no perdonarían que no termináramos las tareas que aún están pendientes", ha aseverado.

El ministro ha recordado que la situación económica en España ha dado un giro de 180 grados y se sitúa por cuarto año consecutivo a la cabeza de las economías que más crecen en el mundo.

De Guindos ha advertido de que si se revierten las reformas acometidas, la financiera, la del mercado laboral o la de la liberalización de los bienes y servicios, la economía se desacelerará y habrá un menor crecimiento del empleo.

"Superar estos desafíos ha sido posible gracias al fuerte impulso reformista", ha reiterado al sugerir que España podría cerrar este año con un déficit una décima por debajo del objetivo fijado del 3,1% del PIB y salir del procedimiento de déficit excesivo.

"Algo que podría ocurrir en los próximos meses", ha reiterado, al tiempo que ha alertado de que "si revertimos todo el esfuerzo realizado, todo puede echarse a perder".

"Es fundamental que mantengamos el curso emprendedor, todo se puede perfeccionar, pero las cuestiones básicas hay que mantenerlas porque es lo que ha hecho posible volver al nivel de renta de 2007 y lo que nos llevará a que en tres años el empleo este al mismo nivel de antes de la crisis", ha puntualizado.

Nuevas reformas para otoño

En este sentido ha dicho que en septiembre el Gobierno traerá la nueva ley de crédito inmobiliario, que traspone la directiva de contratos de crédito para bienes inmuebles de uso residencial y cuyo objetivo es reforzar la transparencia en el ámbito hipotecario, así como incentivar y abaratar la conversión de hipotecas a tipo fijo.

También en otoño se llevará a cabo la reforma de los organismos reguladores y se modificará el sistema de nombramiento de autoridades para que sea más independiente, y avanzará en la normativa para hacer un sistema financiero más seguro, responsable y transparente, así como en la Unión Bancaria.

Ha recordado que está pendiente la tramitación del proyecto de Ley de cooperativas de crédito que mejorará su gobernanza.