Vídeo: De Guindos: "Si se respeta la legalidad, el Gobierno tiene la mano tendida" - EFE

De Guindos abre la puerta a negociar el sistema de financiación de Cataluña si desiste de la independencia

«Cataluña ya tiene mucha autonomía, pero podríamos hablar de una reforma del sistema de financiación y de otros asuntos», ha indicado el ministro de Economía en una entrevista

MADRIDActualizado:

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha abierto la puerta a negociar una mayor oferta de autonomía financiera a Cataluña si esta comunidad desiste de sus «planes de independencia», tal y como ha admitido en una entrevista publicada este miércoles por el diario Financial Times. Asimismo, antes de comenzar su intervención esta mañana en el Primer Congreso de Industria Conectada 4.0, el titular de Economía ha asegurado a los medios que «si la legalidad se cumple» en Cataluña, «el Gobierno tiene la mano tendida siempre».

«Una vez se abandonen los planes de independencia, podemos hablar», dice el ministro en declaraciones hechas al periódico, en las que sostiene, además, que el referéndum convocado por el gobierno catalán para el 1 de octubre «será una pantomima».

El ministro subraya que, aunque el referéndum se lleve a cabo, no tendrá validez. «No se pueden confundir unas cuantas urnas con lo que usted y yo entenderíamos como un referéndum legal», declara al periódico.

«Cataluña ya tiene mucha autonomía, pero podríamos hablar de una reforma del sistema de financiación y de otros asuntos», manifiesta el titular de Economía.

De Guindos indica que el Gobierno del Partido Popular estaría más abierto a la negociación de lo que lo estuvo en 2012, cuando el entonces presidente de la Generalitat, Artur Mas, pidió más autonomía fiscal y financiera. «En 2012 estábamos en medio de una crisis y centrados en evitar el rescate de España... Pero ahora la situación ha cambiado, tenemos más espacio fiscal, tenemos una recuperación, y eso abre nuevas oportunidades para la discusión», argumenta.

El ministro subraya que es probable que el 1 de octubre haya algún tipo de votación en Cataluña, pero nada que pudiera llamarse legítimamente un referéndum. «No se pueden confundir unas cuantas urnas con lo que usted y yo entenderíamos como un referéndum legal», declara al periódico al explicar que dado que la Justicia ha declarado el voto ilegal no habrá ni censo ni supervisión legal.

«Un suicidio económico»

De Guindos también sostiene que la independencia sería «un suicidio económico y financiero» para Cataluña, que, según sus cálculos, podría ver reducido de un 20 a un 30% su crecimiento económico.

El ministro señala que, como consecuencia de no estar en la Unión Europea, Cataluña afrontaría aranceles en la exportación y la banca tendría que cambiar su sede o perder acceso a liquidez del Banco Central Europeo (BCE).