El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, junto al vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, junto al vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras - JOSÉ RAMÓN LADRA

Los funcionarios de la Generalitat empiezan a cobrar sus nóminas por anticipado

El Govern ha recibido el visto bueno de Hacienda, tras presentar el correspondiente certificado de la intervención, y ha efectuado la orden de pago a los bancos

MADRIDActualizado:

La Generalitat ha enviado la orden a los bancos para hacer efectiva la nómina de septiembre a sus funcionarios, que han empezado a cobrarla incluso anticipadamente. El Govern ha presentado el correspondiente certificado de la intervención, que valida estos gastos, y tras recibir el visto bueno del Ministerio de Hacienda, que vigila que no se destinen fondos públicos a la organización de la consulta independentista, ha dado la orden a las entidades financieras. Fuentes de la Generalitat y del departamento dirigido por Cristóbal Montoro detallan que los fondos proceden de la tesorería propia del Govern catalán.

Las mensualidades se pagan así por un fondo de remanente de la Generalitat que Hacienda tenía bloqueado debido a sus controles. Al certificar el Govern que va a asumir el pago de la nómina de septiembre de los funcionarios catalanes, el Ministerio ha autorizado la operación.

Como señalan estas fuentes, numerosos empleados públicos de la Generalitat han cobrado ya su mensualidad de septiembre de forma anticipada, debido a la premura con la que se ha efectuado la orden. Normalmente la nómina llegaría a mediados de la próxima semana. Esta vez no ha sido así, y la mensualidad de septiembre ha pasado de estar en peligro por el tira y afloja entre Hacienda y la Generalitat los últimos días, a llegar incluso antes de tiempo.

El Gobierno autonómico de Carles Puigdemont destina mensualmente unos 600 millones de euros en gastos de personal. La medida supone así un alivio para los 227.578 funcionarios catalanes –167.095 empleados directos de la Generalitat a los que se suman trabajadores de universidades y empresas públicas autonómicas–.

Desde la Generalitat se muestran abiertos a remitir la información que necesitaba Hacienda para pagar directamente con los recursos del sistema de financiación, de unos 1.466 millones mensuales, los servicios públicos esenciales y a sus empleados. Unos datos de nóminas que aún no se han mandado pero que se enviarán próximamente al Ministerio, señalan fuentes de la Generalitat. De esta forma, finalmente no ha sido necesario que Hacienda afrontara directamente el pago de las nóminas de los empleados catalanes: la Generalitat contaba con dinero para ello.

El Govern confiaba en que el recurso ante el Tribunal Supremo paralizaría la intervención de Hacienda, pero al no suspenderla, el pasado miércoles la interventora remitió el informe semanal de gastos que el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, se negó a remitir hace una semana, y ahora se ha hecho frente al pago a los funcionarios. El Ejecutivo de Puigdemont también pagó ayer alquileres cuyo pago urgía por ser final de mes. Las relaciones con el Ministerio vuelven a tejerse lentamente.