DESDE 1999

Francia y Alemania han incumplido más veces el objetivo de déficit que España

El instituto germano Ifo denuncia que desde que se aprobaron los criterios de Maastricht todos los países comunitarios menos cinco han superado, sin estar en recesión, el límite del 3% del PIB de desequilibrio presupuestario

El presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, junto a su homólogo francés, François Hollande, y la canciller Angela Merkel
El presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, junto a su homólogo francés, François Hollande, y la canciller Angela Merkel - EFE
ROSALÍA SÁNCHEZ - @abceconomia Corresponsal En Berlín - Actualizado: Guardado en: Economía

Quien más, quien menos, los socios europeos incumplen puntualmente los criterios de Maastricht, según la estadística que recoge fielmente el prestigioso Instituto IFO alemán. Entre 1999 y 2015, Francia es el campeón del incumplimiento con 11 tantos, a pesar de que el Pacto de Estabilidad y Crecimiento ha sido rehecho prácticamente a su medida y a la de Alemania. Recordemos que en 2003, el canciller alemán, Gerhard Schröder, y el presidente francés, Jacques Chirac, presionaron conjuntamente y lograron que el Consejo no respaldase las recomendaciones de la Comisión, que exigía a ambos países una reducción más intensa del déficit.

La decisión franco-alemana causó un daño irreparable a la credibilidad del control fiscal de la UE y el Pacto de Estabilidad hubo de ser reformado en 2005, introduciendo criterios de flexibilidad que lo hacían más asumible para Francia y Alemania.

La reforma fue orquestada por el entonces comisario Joaquín Almunia y estableció que los límites del 3% de déficit y del 60% de deuda pública son inalterables. Pero en los cálculos se tienen en cuenta «factores relevantes» entre los que destacan los gastos e inversiones públicas para reformas estructurales o para investigación y desarrollo; los derivados de «acontecimientos inusuales» (incluido expresamente el coste de la reunificación alemana); o las aportaciones a los objetivos de la UE, (a la defensa común, como exigió Francia). La maniobra no sirvió, sin embargo, para que en adelante Francia se mantuviese del todo a raya. Detrás de Francia, aparecen Grecia, Portugal y Polonia con 10 casos de incumplimiento, Reino Unido (9), Italia (8), Hungría (7), y Alemania e Irlanda (5).

La superación del límite del 3% de déficit no implica automáticamente el incumplimiento del Pacto de Estabilidad, que prevé ciertas excepciones, especialmente cuando se produce una fuerte caída de la actividad económica. En realidad el Pacto de Estabilidad sólo se infringe cuando no se aplican las recomendaciones de la Comisión y del Consejo. De todas formas las actuaciones relevantes de la UE han sido limitadas a media docena de casos. En 2001, Bruselas envió una alerta temprana a Irlanda, por recalentamiento de la economía. Después remitió recomendaciones por déficit excesivo a Portugal, Francia y Alemania en 2002, Italia en 2004 y recientemente a Grecia. Unos le hicieron más caso que otros.

En relación con el resto de los socios europeos, España se sitúa en un punto medio, con cuatro incumplimientos anuales en 2008, 2010, 2014 y 2015. La Comisión Europea permitió los de 2009, 2011, 2012 y 2013 porque la economía estaba en recesión.

«El número de violaciones del límite es enorme. Parece que las normas no rigen», comentó en un comunicado el presidente del Ifo, Clemens Fuest.

A su juicio, las sanciones económicas no funcionan ya que «nunca se aplicaron como estaba previsto», por lo que ha exigido la puesta en marcha de «otros mecanismos».

Toda la actualidad en portada

comentarios