El inversor George Soros
El inversor George Soros - REUTERS

FORO DE DAVOSEl magnate George Soros arremete contra Google y Facebook por no responsabilizarse de sus contenidos

El inversor considera que los gigantes de internet influyen en los procesos electorales y animan a las opciones políticas más populistas

DAVOSActualizado:

El magnate George Soros arremetió ayer contra los gigantes de internet como Google o Facebook, cuyo modelo de negocio se basa en no responsabilizarse de sus contenidos, lo que afecta a los procesos electorales y anima a las opciones políticas más populistas. Durante un encuentro restringido con periodistas en el Foro Económico Mundial de la localidad suiza de Davos, el financiero estadounidense, de origen húngaro, criticó con dureza el carácter de monopolio de Facebook y Google, cada vez más poderosos y verdaderos obstáculos para la innovación.

En general, las empresas obtienen sus ganancias explotando su entorno, explicó, de modo que las compañías mineras y petroleras explotan el medioambiente,y, las de medios, el entorno social. Esta explotación de las redes sociales entendidas en sentido amplio afecta al funcionamiento de la democracia, "particularmente en la integridad de las elecciones".

Soros aseguró que el momento actual es especialmente "doloroso" porque las "sociedades abiertas" y democráticas están en peligro. En concreto, señaló a la Rusia de Vladímir Putin y a los Estados Unidos de Donald Trump, que querría establecer "un estado mafioso pero no puede debido a la Constitución, a otras instituciones y una sociedad civil vibrante que no lo permitirá".

Indicó que, por no querer reconocer que Corea del Norte es una potencia atómica, Trump está dispuesto a provocar una guerra nuclear "para evitar una guerra nuclear".

Soros también ha lanzado sus dardos contra el bitcóin, ya que considera que "no es una moneda" y que sus frecuentes subidas y bajadas conforman una "burbuja típica". Soros, sin embargo, no cree en una "fuerte caída" de la criptomenda, sino más bien en un declive gradual, debido a la atracción que según él tiene este activo anónimo, Asimismo, asegura que es una moneca que encaja de forma casi perfecta con los regímenes autoritarios.