Economía

Fomento asume que deberá nacionalizar las autopistas en quiebra

Las nueve autopistas en quiebra arrastran una deuda de 3.400 millones de euros

Vista de la R-2, la autopista de peaje que discurre a lo largo de 62 kilómetros entre la M40 y Guadalajara
Vista de la R-2, la autopista de peaje que discurre a lo largo de 62 kilómetros entre la M40 y Guadalajara - EFE

El Estado, finalmente, nacionalizará las nueve autopistas en quiebra, que arrastran una deuda de 3.400 millones de euros, tal y como ha reconocido el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. Tras el fracaso de las negociaciones previas con las entidades acreedoras (entre ellas las principales firmas del sector financiero español e internacionales), todas las vías de pago se encaminan a la liquidación. «Las autopistas revertirán al Estado y el Estado decidirá cómo gestionarlas», subrayó el ministro, quien hizo hincapié en que el principal objetivo es que las carreteras «sigan operativas y los ciudadanos puedan seguir utilizándolas».

Está previsto que el Gobierno se haga cargo de estas carreteras (fallidas por previsiones de tráfico y planes que finalmente no se cumplieron, la construcción posterior de otras vías paralelas libres de pago, así como el pago de sobrecostes por las expropiaciones de terreno) en julio de 2017, después de que el Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid decidiera retrasar el cierre y liquidación de la R-3 y R-5 de Madrid y la circunvalación de Alicante.

Si, como parece, las autopistas se encaminan a la liquidación el Estado deberá asumir el coste de la responsabilidad patrimonial del Estado (RPA), una cláusula presente, con distinta precisión, en los contratos de las concesiones. La patronal de las principales compañías constructoras y concesionarias, Seopan, cifra en más de 5.000 millones el importe que se detraerá de las arcas públicas en este concepto.

La «tregua» temporal concedida por el juzgado madrileño otorga también margen de tiempo con el fin de que la Audiencia Provincial de Madrid se pronuncie sobre los recursos presentados por Fomento contra los autos de liquidación.

Acuerdo «complicado»

De la Serna relanzó a su llegada las conversaciones con las entidades financieras (Santander, BBVA, Caixabank, Popular y Bankia, entre las nacionales), en busca de un acuerdo «que facilite» su reequilibrio. «Estamos intentando negociar con los bancos para ver si es posible un acuerdo que facilite las cosas, pero es complicado, es muy difícil, porque muchas entidades han vendido su deuda», detalló el ministro en declaraciones a TVE.

Diversas entidades extranjeras han vendido sus participaciones durante los últimos meses a fondos de inversión con importantes descuentos, de más de un 80%, al encontrarse en desacuerdo con el plan para titulizar el pasivo de las autopistas, tras efectuar una quita del 50%, en bonos a treinta años con una rentabilidad del 1%.

Aparte de las vías antes citadas, se encuentran en esta situación también las radiales madrileñas R-2 y la R-4, la Madrid-Toledo, la Ocaña-La Roda, la Cartagena-Vera y la M-12 Eje Aeropuerto, que une la capital con el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Toda la actualidad en portada

comentarios