ABC

FITUREspaña recibió a 718.000 turistas chinos en 2017, casi cuatro veces más que en 2012

El sector apuesta por adaptarse a los gusto y preferencias del turista chino, que gasta de media 2.500 euros y cuyo crecimiento en el mundo es meteórico

MadridActualizado:

El turismo chino está al alza en todo el mundo, y España, que en 2017 batió el record de turistas rompiendo la barrera de los 80 millones, también ha notado este crecimiento. Según los datos aportados esta mañana en la Feria Internacional del Turismo (Fitur) en Madrid por la Asocición Turismo España-China (ATEC), el año pasado España acogió a 718.000 turistas procedentes de China, un aumento considerable respecto a los datos de 2012, cuando la cifra fue de 187.000 turistas. Pese al incremento, España aún está lejos de los números de sus principales competidores, Francia (1,70 millones de turistas chinos) e Italia (más de 3 millones).

El sector apuesta por fomentar el turismo chino durante 2018, por el perfil más interesante de turista que presenta. El presidente de la ATEC, Rafael Cascales, ha comentado que el turista chino busca experiencias y gratificación intelectual con la gastronomía, naturaleza, cultura, arte y compras. El crecimiento de este tipo de viajeros es meteórico en todo el mundo. De hecho, se espera que para 2020 se desplacen entre 150 y 200 millones.

Además, en el apartado del gasto medio por turista, los ciudadanos chinos gastan más de 2.500 euros de media en España, una cifra muy superior a los 743 euros de media del turista extranjero.

David Navarro, Director General de Casa Asia, reconoce también la importancia estratégica del turismo chino para nuestra economía. Un turismo muy alejado de los cánones del turista europeo. Para el director general de Casa Asia, la clave está ahora en que España debe adaptarse al turista chino, conocer sus gustos y preferencias, hablarle en su idioma, conectar con él a través de sus canales.

Por su parte, Javier Fernández Andrino, Director de Marketing Internacional & Lujo de El Corte Inglés, ha resaltado que «el turismo es la mayor actividad de promoción de un país»; y, en el caso del turismo chino, «genera además un importante impacto económico por la compra de productos manufacturados».