EPA

Fitch mejora la calificación a España de BBB+ a A- a pesar de la situación en Cataluña

La agencia de rating recoge los buenos datos económicos del país y mejora la nota de la deuda soberana y concluye que hasta ahora la situación de Cataluña ha tenido un impacto económico «limitado»

MadridActualizado:

La agencia de calificación Fitch ha mejorado la calificación de la deuda soberana nacional de un BBB+ a un A- con perspectiva estable. De esta manera, el riesgo de impago de la deuda vuelve a ser bajo para la agencia de rating, una situación que no ocurría desde el rescate. En junio 2012, Fitch rebajó la calidad de la calificación de grado medio superior a grado medio inferior, e incluso durante 2013 se rozó el bono basura. Ahora, casi seis años después y tras las medidas del Gobierno, el grado vuelve a situarse en el medio superior después de que ya en julio de 2017 Fitch calificara de positiva las perspectivas.

Este resultado se ha producido justo el día en que la prima de riesgo española ha bajado a niveles de 2010, cerrando la jornada en los 88 puntos básicos. Además, el interés del bono español a diez años cayó del 1,493% anterior al 1,443% en la sesión de hoy. A pesar de que el clima de Cataluña sigue siendo una incógnita, la fuerte salud macroeconómica del país a medio y largo plazo ha sido más determinante.

El informe de la agencia recalca en ese sentido que hasta ahora «los acontecimientos de en torno a la declaración del Gobierno de Cataluña han subrayado el riesgo político, pero el impacto económico hasta ahora ha sido limitado». También explica sobre el proceso independentista que continúa «viendo la separación de Cataluña como muy poco probable» y prevé que finalmente habrá un acuerdo sobre la reforma financiera regional y una mayor autonomía de Cataluña dentro de España.

Además de la estabilidad política del momento, Fitch destaca el crecimiento constante del PIB estos años, con un aumento constante de las tasas marginales. «España continúa beneficiándose de una reducción de los desequilibrios macroeconómicos respaldada por una fuerte recuperación económica de base amplia», resume el informe, que prevé un crecimiento del 2,5% del PIB en 2018.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha dado una valoración positiva del anuncio de Fitch: «La subida del "rating" confirma la confianza en nuestra economía, que se sustenta en un crecimiento robusto, con fuerte creación de empleo y reducción del déficit público. Se trata de un crecimiento equilibrado, con un alto componente del sector exterior, gracias a las mejoras de competitividad».