Vídeo: Consumidores indignados por la subida del precio de la luz en plena ola de frío - ATLAS

La Fiscalía del Supremo abre una investigación sobre las causas de la subida del precio de la luz

Estas diligencias, asegura el órgano judicial, «se realizan en defensa de la protección de los intereses de los consumidores y usuarios»

MADRIDActualizado:

La Fiscalía de lo Civil del Tribunal Supremo ha abierto diligencias para averiguar las razones de los «sucesivos aumentos» del precio de los recibos de la luz, ha informado la Fiscalía General del Estado. Estas diligencias, añade, «se realizan en defensa de la protección de los intereses de los consumidores y usuarios, con el fin de determinar la realidad y naturaleza de estos hechos».

Desde la reforma de 2014, la Ley de Enjuiciamiento Civil habilita a los fiscales a iniciar acciones para defender los intereses de los consumidores. En el comunicado, se añade que el Ministerio Público actúa en toda España como defensor del interés público tutelado por la ley, en este caso al amparo del art. 11.5 LEC.

Esta misma semana el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, anunció que el recibo de la luz se encarecerá de media unos 100 euros este año si se mantienen las condiciones actuales del mercado, lo que supone un nuevo máximo desde diciembre de 2013, en plena ola de frío.

Además, estas subidas están siendo analizadas también por el Gobierno y por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para comprobar si, además de las circunstancias coyunturales, existe algún comportamiento anticompetitivo por parte de los agentes del sector.

El encarecimiento de la electricidad en el mercado mayorista se produce en medio de una ola de frío, que ha elevado el consumo, con escasez de agua y viento, y con precios altos del petróleo y del gas natural.

La sequía y la falta de viento han limitado el funcionamiento de las centrales hidroeléctricas y de los parques eólicos, las dos tecnologías que permiten generar electricidad con menos costes, y ha obligado a depender de las centrales de ciclo combinado, que utilizan el gas natural como combustible.