INÉS BAUCELLS

Una farmacia en cada esquina

España es el país de la OCDE con más boticas por habitante, una red al límite de la sostenibilidad

MADRIDActualizado:

Pequeñas, accesibles, cercanas y con vocación de servicio público. No cabe duda de que las 21.968 farmacias que existen en España se han ganado la confianza de los consumidores. Pero esta red, tan necesaria como útil, vive en el presente una lenta recuperación de la crisis mientras contempla un futuro incierto, porque la gran proliferación de estos establecimientos amenaza su propia sostenibilidad. Por no hablar de la situación agónica que viven muchas boticas rurales, prácticamente condenadas a la extinción.

España es el país de la OCDE con mayor número de farmacias por cada 100.000 habitantes: 47,3, mientras que la media de la organización multilateral es de 25,1. «Esta circunstancia influye notablemente en el desarrollo económico de las farmacias», advierte en un análisis el Observatorio del Medicamento. «Algo que deberían tener en cuenta las comunidades autónomas que están modificando sus leyes de ordenación farmacéutica», concluye.

Según el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, en ellas trabajan 49.429 farmaceúticos. Aparte, hay que contar también el personal técnico. «Dan empleo directo a cerca de 80.000 personas», matiza Luis de Palacio, presidente de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (Fefe). Existe una botica por cada 2.119 habitantes, en Dinamarca por cada 15.000 ciudadanos y en Suecia por cada 7.500. Hoy día, «tenemos farmacias en el 98% de los municipios de España», asegura.

Casi mil farmacias son consideradas de Viabilidad Económica Comprometida (VEC), es decir tienen una facturación global que apenas llega a los 200.000 euros anuales
Y eso es una garantía. Lo peor son las 972 que se encuentran en el límite de la supervivencia, y están consideradas de Viabilidad Económica Comprometida (VEC), es decir su facturación global apenas llega a 200.000 euros anuales. La gran mayoría ubicadas en el medio rural. Y otras 2.000 están en poblaciones de menos de 1.000 habitantes. «Nuestro modelo de farmacia es un ejemplo a seguir. Y así se contempla a nivel europeo y mundial. Ofrece una cobertura elevadísima. En algunos lugares el farmacéutico es el único profesional sanitario que existe», afirma Raquel Martínez, presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Castilla y León, la comunidad con más farmacias VEC.

Los recortes de la crisis y la continua caída de precios (más de la mitad de los medicamentos que se dispensan en las farmacias cuestan menos de 3 euros) amenazan la supervivencia de muchos de estos establecimientos. Según datos del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, desde el año 2000 las farmacias han sido objeto de más de 25 medidas de ahorro. «La factura de medicamentos en farmacia está en niveles de 2005 tras las medidas aprobadas sobre todo en 2010», dicen desde esta organización.

Boticas rurales

Por ejemplo, «nuestro margen de beneficio está regulado. Inicialmente era de un 27,9% para la oficina de farmacia de medicamentos. Con la crisis se corrigió a la baja excepcionalmente y cayó entre 8 y 10 puntos, pero todavía no se ha levantado esta medida. Ahora se recupera un poco la venta de otros productos de parafarmacia que venden estos establecimientos, pero sigue sin compensar las pérdidas que sufrimos», cuenta De Palacio. En otras ocasiones la farmacia ha asumido grandes inversiones como la receta electrónica. «Tenemos una red de farmacias única, pero se encuentra al límite. Hay que hacer que sean sostenibles. Por eso, las nuevas aperturas deberían ser sólo donde se necesite: en zonas residenciales nuevas o donde lo requiere la densidad de población», insiste De Palacio.

«Tenemos una red de farmacias única, pero se encuentra al límite. Hay que hacer que sean sostenibles»
En el ámbito rural, la despoblación es un factor añadido que pone en riesgo a las boticas, que ya de por sí atienden a una población muy dispersa y envejecida. Se calcula que el 60% de las farmacias se encuentran en entornos rurales. «Muchas son pequeñas y dan un servicio fundamental a municipios de 200, 300 o 400 habitantes. Necesitan mayor protección y que sus facturaciones se hagan sostenibles. Las que son consideradas de Viabilidad Económica Comprometida se les aplica un índice corrector al margen de beneficio para que éste sea superior y ayudar así a su sostenibilidad, pero este aporte no es suficiente», explica Raquel Martínez.

Por eso se trabaja por una farmacia más asistencial, que sería de gran ayuda además en el ámbito rural. Se trataría de prestar unos servicios con su correspondiente contraprestación económica. Por ejemplo, las boticas pueden promover la adherencia a los tratamientos, ya que según la OMS hasta el 50% de los pacientes no toman sus medicamentos cómo deberían con el consiguiente coste para los sistemas. «Diversos estudios han confirmado que si el farmacéutico ayuda a los pacientes a cumplir con sus tratamientos, mediante el seguimiento farmacoterapéutico, se hace un mejor uso de los fármacos, se mejora la salud y se ahorra al sistema sanitario», afirma Martínez. Desde luego, ese podría ser el primer paso para conseguir las nuevas farmacias sostenibles del siglo XXI.

Cómo están reguladas

El modelo de farmacias está totalmente regulado en España. La Ley 16/1997, de 25 de abril, de regulación de servicios de las Oficinas de Farmacia, establece que las oficinas de farmacia son «establecimientos sanitarios privados de interés público», sujetos a la planificación sanitaria que establecen las Comunidades Autónomas (através de la subdirección de ordenación y dirección de farmacia). El farmacéutico es el titular-propietario de las mismas (es autónomo) y puede estar asistido por ayudantes o auxiliares.

Se puede comprar la licencia a otros farmacéutico que ya tuviera el establecimiento, lo que también está regulado por la administración. O abrir una nueva: la administración decide la zona de apertura, da la autorización, realiza las inspecciones... Es un concurso público por méritos, en el que se tiene en cuenta las notas de la carrera, la experiencia profesional del farmacéutico, máster, publicaciones...