Economía

La UE estudia prohibir los billetes de 500 euros para cortar la financiación del terrorismo

El veto a los billetes más grandes de euro debe ser analizado «con cautela», ya que permite a los usuarios hacer grandes pagos o transferir importantes cantidades de dinero sin dejar rastro en el sistema financiero

La UE estudia prohibir los billetes de 500 euros para cortar la financiación del terrorismo
EP - abc_es Bruselas - Actualizado: Guardado en: Economía

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (Ecofin) examinan este viernes si para cortar las fuentes de financiación del terrorismo sería necesario poner un tope máximo a los pagos en efectivo o prohibir el uso de billetes de 500 euros, una posibilidad que ya examina el Banco Central Europeo (BCE), pero que países como Alemania ven con recelo.

«Existen riesgos de que los billetes grandes o las grandes cantidades de dinero en efectivo sean utilizados fácilmente para financiar el terrorismo. Vamos a pedir al BCE que lo estudie y nos presente propuestas», ha dicho el ministro de Finanzas holandés y presidente de turno de la UE, Jeroen Dijsselbloem, a su llegada a la reunión del Ecofin.

La reunión de ministros es la primera ocasión en la que los Veintiocho examinan el plan de acción diseñado por la Comisión Europea para cortar las fuentes de financiación del terrorismo en Europa, y que incluye medidas para reforzar el control de métodos anónimos de pago, como las tarjetas prepago y las bitcoins, así como ideas para estrechar el control sobre las cuentas.

Dijsselbloem confía en que el Ecofin muestre su «respaldo político» al plan de Bruselas, ya que lo considera una «muy buena propuesta», que una vez puesta en marcha mejorará el intercambio de información financiera entre las autoridades nacionales, acelerará la puesta en marcha de medidas ya acordadas y favorecerá la cooperación a 28 contra el terrorismo.

El ministro holandés ha advertido de que la propuesta del Ejecutivo comunitario «no va tan lejos» como para plantear prohibir la circulación de billetes de 500 euros, sino que emplaza al BCE a estudiar esta posibilidad. «Vamos a ver qué opina el BCE», ha indicado Dijsselbloem, para evitar valorar si considera que sería una medida adecuada y efectiva.

El comisario de Estabilidad Financiera y Servicios Financieros, Jonathan Hill, ha coincidido en que se trata de una cuestión que debe ser analizada por el BCE, pero ha concedido que «obviamente se va a discutir» en la reunión de ministros.

A juicio de Hill, el veto a los billetes más grandes de euro debe ser analizado «con cautela», ya que permite a los usuarios hacer grandes pagos o transferir importantes cantidades de dinero sin dejar rastro en el sistema financiero.

Entre los defensores de la medida, el ministro francés de Finanzas, Michel Sapin, ha alertado de que el dinero en efectivo es «la primera forma de financiación» del terrorismo y ha reclamado medidas para frenarlo.

«En Francia, el billete de 500 euros se utiliza más para disimular que para comprar, para disimular transacciones que no son honestas (...). Es normal, por tanto, que nos planteemos preguntas sobre su uso», ha indicado Sapin.

Con todo, el ministro francés ha dicho entender que existan «dudas» a la medida en otros países «acostumbrados» al uso de dinero en efectivo para realizar grandes pagos, en referencia, sin nombrarlos, a países como Alemania. Pero ha recalcado la necesidad de contar con la misma legislación a escala comunitaria, para evitar que los terroristas se aprovechen de los vacíos legales.

Otro de los ministros que se han manifestado al respecto a su llegada al Ecofin ha sido el luxemburgués, Pierre Gramegna, para quien es «obvio» que los grandes pagos en metálico son utilizados por terroristas y corruptos para no dejar rastro en sus operaciones. «Todos estamos de acuerdo en combatir el terrorismo y la corrupción», ha zanjado, al ser preguntado por si apoya la prohibición de los 500 euros.

Toda la actualidad en portada

comentarios