El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro - EFE

El Estado incumplió la regla de gasto en 2016 por tercer año consecutivo

Comunidades autónomas y corporaciones locales gastaron por debajo de lo permitido

MADRIDActualizado:

La Administración central incumplió en 2016 por tercer año consecutivo la regla de gasto. El Estado elevó su desembolso un 2,8% el pasado año, es decir, por encima del límite del 1,8% que marca la regla, que encorseta el gasto para que solo crezca al ritmo que marca una tasa ligada al crecimiento del PIB.

En parte, el incumplimiento se debe a que Bruselas obligó al Gobierno a contabilizar los ingresos por la venta de las licencias de televisión en 2015 en lugar de en 2011, lo que redujo el déficit del 5,16% al 5% del PIB. El efecto que tiene sobre la regla de gasto es que en apariciencia se reducen los ingresos al comparar un año con otro. Si se excluye este impacto la Administración Central hubiera cumplido, detalla Hacienda en el informe sobre el grado de cumplimiento del objetivo de estabilidad, deuda pública y regla de gasto en 2016

La disminución de ingresos también lastra el cumplimiento de la regla de gasto, de forma que si una administración por ejemplo baja los impuestos debe compensar la pérdida recaudatoria con un recorte equivalente de su desembolso. Sin ir más lejos, el año pasado el cumplimiento del indicador por el Estado se vio especialmente comprometido por el mayor impacto de la reforma fiscal que, en palabras del Ministerio de Hacienda, supuso una «reducción permanente» de los ingresos tributarios de 820 millones de euros.

Paradójicamente, el Estado es el que controla a ayuntamientos y regiones para que adecuen su desembolso a la regla de gasto, si bien no lo cumple desde 2013. Mientras tanto, las comunidades autónomas en conjunto cumplieron este indicador en 2016, ya que redujeron su desembolso en 2016 en 33 millones mientras que las corporaciones locales adelgazaron su desembolso en 287 millones y también acataron el objetivo.

Pese a ello, al analizar los datos individuales, País Vasco, Galicia, Andalucía, Murcia y Canarias, rebasaron el límite de gasto, por lo que el departamento dirigido por Cristóbal Montoro controlará este año las cuentas de estas comunidades, ya que la vigilancia de Hacienda se activa si las regiones incumplen los límites de déficit, deuda o gasto. Debido a ello, la Autoridad Fiscal criticó la semana pasada el retraso del Ministerio de Hacienda para publicar el cumplimiento de la regla de gasto en 2016 por administraciones. Ello complica la vigilancia para este año, ya que hasta que no se certifica si se respetaron los límites o no, el control no se activa.

La Ley de Estabilidad aprobada en 2012 marca tres capítulos para vigilar la sostenibilidad de las administraciones: déficit, deuda y gasto. En los tres indicadores, Estado, comunidades y ayuntamientos deben adaptar sus cuentas a los objetivos que marca el Ministerio de Hacienda. Al repasar el pasivo, las regiones en conjunto incumplieron el objetivo de deuda del 24,4% del PIB al cerrar en el 24,9%. La Administración Central –con un pasivo del 71,6% frente a la meta del 72%– y las corporaciones locales –con un 2,9%, inferior al 3% comprometido– se adecuaron a esta meta.

Menor déficit público

El otro pilar de la consolidación fiscal, el déficit, también señaló administraciones cumplidoras y díscolas. España acabó 2016 con un déficit del 4,32% del PIB, una centésima menor a lo publicado hace unas semanas si se excluyen ayudas a la banca, que al sumarlas llevan el dato al 4,54%, por debajo del 4,6% apalabrado con Bruselas. La Administración Central (con un desfase del 2,52%) y las comunidades autónomas (del 0,82%) incumplieron sus objetivos en tres y una décima respectivamente mientras que las corporaciones locales cosecharon un superávit del 0,64% y la Seguridad Social cerró con un agujero del 1,62%, el mayor de su historia, pero inferior al 1,7% marcado.

Entre las comunidades, once cumplieron (Andalucía, Asturias, La Rioja, Galicia, País Vasco, Castilla-La Mancha, Canarias, Navarra, Baleares, Madrid y Castilla y León) y seis superaron el límite (Extremadura, Aragón, Comunidad Valenciana, Murcia, Cantabria y Cataluña). El informe depara pocas diferencias con los datos del Ministerio de Hacienda publicados a finales de marzo, si bien recoge un menor desequilibrio presupuestario para Murcia, del 1,62% del PIB frente al 1,7% en contabilidad nacional que se anunció hace un mes.