Obras del AVE de la línea Madrid-Valencia, cofinanciadas por la UE
Obras del AVE de la línea Madrid-Valencia, cofinanciadas por la UE - JAIME GARCÍA

España, dispuesta a aportar más si sigue recibiendo fondos

Elcomisario de Presupuestos cree que nuestro país «tiene un enfoque pragmático y ha adoptado una actitud positiva»

MADRIDActualizado:

El comisario europeo de Presupuesto, Günter Oettinger, se llevó esta semana de su visita a Madrid una respuesta afirmativa a un posible aumento de las aportaciones españolas al próximo presupuesto europeo, que se pondrá en marcha entre 2021 y 2027. La principal razón para esta respuesta tan rápida es que el Gobierno espera poder seguir recibiendo las cuantiosas ayudas que recibe, tanto a través de los fondos de cohesión como de las partidas destinadas a la producción agrícola y el desarrollo rural.

El propio Mariano Rajoy aseguró hace unos días en relación con este asunto que «España mantendrá una actitud constructiva en las negociaciones del próximo presupuesto europeo plurianual», al tiempo que añadía que intentaría «asegurar las dotaciones para fondos agrícolas y de cohesión tras la salida de Reino Unido del bloque comunitario, prevista para 2019».

Oettinger explicó que «España tiene un enfoque factual y pragmático y ha adoptado una actitud positiva que puede ayudar a influir sobre el resto de socios de la UE a la hora de incrementar su dotación».

El actual marco presupuestario europeo, que cubre los años 2014-2020, se eleva a cerca de 1 billón de euros que tienen como destino los fondos de cohesión, la Política Agrícola Común (PAC) o las ayudas a la competitividad, al crecimiento económico y al fomento del empleo.

España tenía previsto convertirse ya en el próximo periodo presupuestario en contribuyente neto al presupuesto comunitario, o lo que es lo mismo, tendrá que pagar a las arcas comunitarias más dinero del que recibe en subvenciones. Una situación que contrasta con el actual periodo 2014-2020, durante el que España se beneficiará en total de alrededor de 15.000 millones en ayudas netas de la UE.

En el club de los países ricos

Este cambio fundamental, de receptores a contribuyentes netos, se debe a que España ha seguido convergiendo económicamente tras la crisis y forma parte ya del club de países más ricos de la Unión Europea, a lo que se añade que las partidas que sufrirán más recortes, las ayudas agrícolas y las regionales, son las que más benefician a nuestro país y las que, todo apunta, podrían ser las más recortadas si no se consigue elevar el nivel total de gasto.

España ha recibido fondos europeos por importe de 260.000 millones de euros entre 1986 y 2020 entre agricultura, cohesión y regiones

Al margen de lo que suceda en el presupuesto europeo en el año 2020 y de como se haga finalmente el reparto de partidas, la relación entre España y la Unión Europea en materia de transferencia de fondos es sin duda una historia de éxito.

España ha recibido en ayudas agrícolas 196.400 millones de euros entre 1986 y las que están previstas hasta 2020, a los que hay que añadir 63.600 millones de euros de fondos de cohesión y de desarrollo regional, con lo que el total se eleva a 260.000 millones de euros en el mencionado periodo, alrededor del 25% del Producto Interior Bruto (PIB) anual del país.

Todo este dinero no ha llegado a España de golpe, sino que en los primeros años inmediatamente posteriores a la adhesión las cantidades eran mucho más elevadas que ahora, fruto del avance en desarrollo económico y en infraestructuras que ha ido haciendo España en las últimas décadas.

A lo anterior se le ha añadido además que los países que se han ido incorporando a Europa en las distintas ampliaciones eran más pobres que España. Así, por ejemplo, Polonia fue el país que más fondos europeos recibió en el período 2007-2013, 67.284 millones de euros, situación que se mantendrá en los próximos años, ya que se trata de un país con una renta per cápita inferior a la media europea, como muchos otros que se adhirieron a Europa en 2004, aunque todos ellos tienen el problema añadido de los problemas para absorber esos fondos.