Desde 2009 no ocurría algo parecido

El empleo público aumentó en 2016 por primera vez en siete años

El número de trabajadores de las administraciones subió en 3.887 efectivos hasta los 2,52 millones: Estado y ayuntamientos perdieron efectivos mientras comunidades y universidades incrementaron sus plantillas

MADRIDActualizado:

Las plantillas públicas comienzan a desperezarse. El número de empleados públicos aumentó en 3.887 efectivos durante el año pasado hasta las 2.523.167 personas, según el Registro Central de Personal de las administraciones públicas actualizado a 1 de enero de 2017. Ello supone el primer alza del número de empleados públicos desde 2009. El Registro Central de Personal incluye desde 2012 a personal no inscrito hasta entonces de las universidades, por lo que para comparar con años anteriores hay que excluir a este colectivo. De lo contrario, al coger la estadística parece que el último incremento fue en 2012, cuando precisamente se añadió a este grupo de empleados en la serie, aunque no se produjo un avance real de las plantillas y se trata de un efecto contable.

El aumento de empleados públicos se agudizará los próximos años, ya que si en 2016 aumentaron las plantillas fue por el incremento al 100% de la tasa de reposición en servicios públicos como Sanidad, Educación o servicios sociales y al 50% del resto de ámbitos. Para los Presupuestos de 2017 y, previsiblemente, de 2018, se ampliarán las plantillas y los colectivos con una tasa de reposición del 100%. Además se convertirán a 250.000 interinos a fijos hasta 2019.

El registro de personal es una foto de la estructura de la Administración. La mayor parte de los empleados públicos son de las comunidades autónomas, que tienen contratados a 1,307 millones de empleados públicos, lo que supone un 1% más que en 2015 –año en el que también comenzaron a aumentar sus efectivos–. Las regiones incrementaron sus trabajadores el año pasado en 12.593 personas.

La siguiente administración con más trabajadores son las corporaciones locales con 543.110 empleados, una reducción del 1% frente a 2015 equivalente a 5.834 trabajadores menos. Junto a las regiones, solo las universidades elevaron sus plantillas En 2016, lo hicieron ligeramente hasta los 150.287 empleados, 2.277 más.

Al comparar con otros años, se vislumbra el intenso ajuste que han sufrido los empleados públicos. El alza de empleados en la Administración fue constante hasta 2010. Varias medidas explican el ajuste del sector público desde entonces. En los últimos años la tasa de reposición, que determina cuántos puestos se cubren en la Administración cuando se jubilan los empleados, se ha mantenido entre el 0 y el 10%, lo que ha ido adelgazando el número de trabajadores públicos.

En 2015 esa tasa aumentó al 100% para servicios esenciales y al 50% con carácter general. El Gobierno central es el que fija esta tasa, por lo que en los años de ajuste, ni comunidades ni ayuntamientos podían contratar por encima de estos límites