Economía

Dijsselbloem acusa al Sur de gastar en «copas y mujeres»

El aún ministro de Economía holandés intenta que el Eurogrupo decida crear un puesto de presidente permanente para aferrarse al cargo

Dijsselbloem frente a sus homólogos español y griego, Luis de Guindos y Euclid Tsakalotos
Dijsselbloem frente a sus homólogos español y griego, Luis de Guindos y Euclid Tsakalotos - Reuters
E. SERBETO Corresponsal En Bruselas - Actualizado: Guardado en: Economía

El todavía ministro de Economía holandés y actual presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha empezado una campaña para intentar permanecer en el puesto a pesar de que su partido, el laborista, ha sido el gran perdedor de las elecciones del pasado miércoles y sus dirigentes excluyen que permanezca en la próxima coalición. Y su principal estrategia pasa por convertirse en portavoz de la corriente ortodoxa representada por el ministro alemán Wolfgang Schaeuble, aunque sea a través de declaraciones tan sorprendentes como las que publicaba ayer el diario alemán «Frankfurter Allgemeine» en las que llegaba a utilizar imágenes sexistas y de trazo grueso respecto a los países del sur.

Como un integrista neoconverso resumía lo que ha pasado en la crisis con la siguiente frase: «en la crisis del euro, los países del Norte se han mostrado solidarios con los países afectados por la crisis. Como socialdemócrata, atribuyo a la solidaridad una importancia excepcional. Pero el que la solicita, tiene también obligaciones. Uno no puede gastarse todo el dinero en copas y mujeres y pedir luego que se le ayude».

Dijsselbloem intenta que el Eurogrupo decida crear un puesto de presidente permanente que no dependa de los avatares en los gobiernos nacionales, pero la Comisión cree que esas funciones debería ejercerlas en ese caso el comisario de Asuntos Económicos que actualmente es el socialista francés Pierre Moscovici. La decisión se tomará a fin de año.

Toda la actualidad en portada

comentarios