El FMI ha mostrado su «preocupación» por la inestabilidad que pueda generar la crisis catalana
El FMI ha mostrado su «preocupación» por la inestabilidad que pueda generar la crisis catalana - EFE

La deriva secesionista ya afecta al corazón de la economía catalana

El turismo, la vivienda o la inversión dan síntomas de desaceleración junto a la fuga de empresas

FINANZAS.COMActualizado:

La economía de Cataluña ya se resiente de la incertidumbre creada por la deriva independentista. Los efectos más visibles estos días han sido las numerosas empresas que han decidido trasladar su sede social a otras regiones de España. Sin embargo, lo cierto es que el comportamiento de otras variables claves en el tejido económico de esta comunidad como el turismo, la vivienda o la inversión también dan síntomas de desaceleración, lo que puede acabar pasando factura al avance del PIB catalán -cuya previsión de incremento del PIB es del 3,5%- y, por ende, de España. Algo que ha vuelto a advertir el FMI al mostrar su «preocupación» por la inestabilidad que pueda generar la crisis catalana en la recuperación económica.

Uno de los termómetros para saber cómo marcha la economía real es el mercado de la vivienda. Desde el sector advierten de que la incertidumbre ya se deja notar en algunos ámbitos. De momento, explican que todavía es demasiado pronto para notar un impacto directo en los precios de los inmuebles. Sin embargo, desde la compañía Idealista afirman que sí aprecian una ralentización en las operaciones de compraventa, sobre todo de segunda mano. «Hay una incertidumbre bestial. La inversión internacional sobre el mercado inmobiliario se ha frenado», explica Fernando Encinar, cofundador de Idealista. Los datos de agosto, cuando la tensión política y social no se habían elevado hasta los niveles actuales, la compraventa de vivienda en Cataluña creció en tasa interanual un 7%, menos de la mitad del incremento registrado en Madrid (18%), según el INE.

Lee la noticia completa en Finanzas.com