La presidenta de la Junta Única de Resolución (JUR), Elke König en una foto de archivo
La presidenta de la Junta Única de Resolución (JUR), Elke König en una foto de archivo - EFE

Europa dirá en julio si liquidar el Popular hubiese sido mejor para sus acconistas

La Junta Única de Resolución (JUR) recibe el informe final de valoración del banco hecho por Deloitte, pero abrirá un proceso de consulta a los inversores afectados antes de publicarlo

MadridActualizado:

La autoridad europea que ordenó resolver el Popular hace ahora un año aún tardará algo más de un mes en publicar el tercer informe de valoración hecho por Deloitte y que esclarecerá si esta intervención fue mejor que liquidar la entidad. La firma de auditoría y consultoría, contratada por la Junta Única de Resolución (JUR) para determinar el valor del Popular de cara a su resolución, ha entregado ya ese documento al organismo, que hoy ha avanzado que no lo publicará hasta «poco después de mediados de julio».

Deloitte estimó en su informe provisional de valoración el déficit de provisiones y otros ajustes de la entidad en 14.700 millones de euros, de ahí que finalmente se adjudicase al Santander por un valor negativo de 2.000 millones de euros. El tercer informe, aún por publicar, determinará si los accionistas y acreedores habrían recibido un tratamiento mejor si el Popular hubiera sido liquidada con arreglo a los procedimientos de insolvencia ordinarios.

En caso de que ese informe determine que los inversores sufrieron perjuicios mayores que los que habrían sufrido si la entidad se hubiese enviado a concurso de acreedores, estos serían compensados. .Ahora bien, lo normal es que este informe concluya que la liquidación hubiese sido mucho más cara y hubiese requerido el rescate público de los depositantes, y la propia presidenta de la JUR, Elke König, ya avanzó durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados que difícilmente la Junta tendrá que compensar a los pequeños inversores afectados.

El motivo de que la JUR vaya a tardar al menos un mes más en sacar a la luz esa valoración es que antes abrirá un proceso de consulta a esos accionistas y bonistas afectados por la resolución para cumplir con el derecho de audiencia. Además, la institución avanza que también en esta ocasión, y como ya hizo con informes anteriores relativos al proceso, publicará una versión no confidencial del informe, o lo que es lo mismo, censurando algunas partes a petición, entre otros, del Santander. El objetivo de no hacer pública la versión total es, según la JUR, «garantizar que no afecta a la estabilidad financiera ni se perjudican los intereses comerciales del banco por revelar cualquier tipo de información sensible».

«La JUR espera dar a conocer más detalles sobre el procedimiento del derecho de audiencia a mediados de julio. Posteriormente seguirá la publicación de la propuesta de decisión y el tercer informe de valoración poco después», ha explicado en un comunicado.