El ministro de Economía, Luis de Guindos, durante una rueda de prensa
El ministro de Economía, Luis de Guindos, durante una rueda de prensa - EFE
ECONOMÍA

Las daciones en pago sobre la hipoteca caen a la mitad en un año

Casi 79.000 familias han aliviado su deuda a través del código de buenas prácticas y el alquiler social

MadridActualizado:

El plan antidesahucios desplegado en 2012 por el Gobierno sigue permitiendo a las familias españolas aliviar las deudas que mantienen con los bancos por la adquisición de la vivienda. Casi 79.000 hogares se han acogido desde entonces al código de buenas prácticas bancarias, que incluye medidas como la reestructuración de la hipoteca, así como al alquiler social. Además, el número de daciones en pago facilitadas, que supone saldar la deuda con la entidad a cambio de entregar el piso o la casa, se ha reducido solo en el último año a la mitad.

En concreto, y según la información remitida al Congreso de los Diputados, 1.060 familias recurrieron durante 2016 a la dación en pago, un 51,5% menos que las 2.188 que se ejecutaron en 2015. Eso sí, continúan aumentando las reestructuraciones de la deuda, que implica ampliar el plazo o reducir el tipo de interés del saldo pendiente del crédito: en 2016 se renegociaron 13.669 préstamos, un 11,6% más que un año antes.

De esta forma, entre reestructuraciones y daciones en pago el año pasado se realizaron 14.730 operaciones, un 2% más que en 2015. Ambas medidas forman parte del código de buenas prácticas aprobado en abril de 2012 por el Ejecutivo popular y de adhesión voluntaria para las entidades financieras. Este plan tiene como objetivo facilitar medidas alternativas al desahucio para aquellas familias más vulnerables incapaces de hacer frente al pago de la hipoteca.

La recuperación económica, y sobre todo del empleo y la riqueza de las familias, se está traduciendo en una mayor capacidad de pago de las cuotas por parte de las familias. Ahora bien, el número de solicitudes de acogida al código de buenas prácticas se mantiene estable: el año pasado se registraron un total de 26.545 solicitudes, un 0,8% más que en 2015. Eso sí, a lo largo del ejercicio se notó una desaceleración: en el segundo semestre los bancos recibieron 9.239 peticiones de reestructuración, frente a las 17.306 solicitudes recibidas de enero a junio.

Fondo Social de Vivienda

Hasta la fecha, y desde su puesta en funcionamiento hace más de cinco años, el código ha dado solución a 45.697 hipotecados. A ello hay que sumar que el Fondo Social de Viviendas (FSV), nutrido con las viviendas que acumulan las entidades financieras y que permite a las familias más vulnerables acceder a la vivienda en régimen de alquiler social, ha puesto 9.062 pisos y casas a disposición de estas personas. Por último, se han suspendido 24.039 lanzamientos a través de la moratoria de las ejecuciones hipotecarias, medida aprobada en 2013, que vencía a este año y que ya ha sido prorrogada hasta 2020.

Las personas incluidas en el ámbito de este plan antidesahucios son los titulares de créditos con garantía hipotecaria que se encuentran con dificultades para pagar esos préstamos. Entre las medidas que se les facilita -el código de buenas prácticas, el FSV y la moratoria hipotecaria-, el plan ha aliviado la carga hipotecaria a un total ya de 78.798 familias, según informó ayer el Ministerio de Economía.