El consumo de cerveza no deja de diversificarse

Cerveza sin gluten, cerveza light, cerveza con limón... y ahora una nueva cerveza premium sin alcohol

MadridActualizado:

Una celebración en España no puede comenzar sin uno de sus ingredientes primordiales, una cerveza bien fría. En verano, las terrazas se llenan de gente, el buen tiempo destapa la piel y los grupo de amigos se reúnen a disfrutar de una caña. "Salir de cervezas" es uno de los actividades predilectas en nuestro país ya que tenemos la mayor densidad de bares del mundo, uno por cada 175 habitantes.

Un estudio realizado por Nielsen Consumer Confidence Index muestra que la cerveza ha crecido por encima del promedio de bebidas y sus previsiones para 2020 son mejores que para el resto de las grandes categorías. Este mismo estudio muestra, además, que aumenta considerablemente el consumo de cerveza en los próximos años tanto dentro como fuera de casa a pesar de que no se espera un aumento en el número de consumidores. Jorge Paradela, Director de Relaciones Corporativas de Heineken España, explica que debido a la demografía española resulta complicado crecer en el número de consumidores. «El enfoque del sector cervecero de los últimos años es ganar consumidores en sus distintas situaciones de consumo. Para esto surgen distintas modalidades como sin alcohol o con él, baja graduación o con sabores, que ofrezcan alternativas nuevas a las distintas situaciones de consumo» añade.

Las modalidades de cerveza que garantizan una mayor diversificación de los momentos del día en el que se consumo cerveza, distintas situaciones son sobre todo: cervezas sin alcohol y cervezas con sabores, como la nueva modalidad Radler que lanza esta compañía. Sin embargo, surgen otras clases en respuesta a las necesidades y demandas de los consumidores. El "healthy living" es una de las preocupaciones de la población y es esta la que persiguen los cerveceros cuando crean la nueva cerveza light, que promete mantener la línea del consumidor y luchar con esa pesadilla conocida como la barriga cervecera.

Jorge ParadelaEl segmento sin alcohol es un segmento que va a recuperar dinamismo en esta etapa

Otro nicho del mercado que las cerveceras comienzan a explotar es aquel que permite a los celiacos sumarse a la experiencia. Son muchas las marcas que han incluido una modalidad sin gluten como Mahou, Ambar, San Miguel, Estrella Galicia o Cruzcampo. «Este lanzamiento, evidentemente, responde a un compromiso con el consumidor. No estamos pensando en grandes volúmenes de venta, sino que pensamos que hoy día hay que atender a esa demanda de personas con celiaquía» responde Paradela cuando le preguntamos por el último lanzamiento de esta modalidad.

Nuevo auge de la cerveza sin alcohol

Tal y como muestra el estudio de Nielsen Consumeer Confidence Index, la cerveza sin alcohol ha conseguido frenar la caída que protagonizó durante los años de recesión y recupera dinamismo. Con la reactivación de la económica la cerveza sin alcohol sale de nuevo al escenario como protagonista en lo que a bebidas se refiere y es en este momento cuando el grupo Heineken decide lanzar su nueva Heineken 0,0. «Esta es la primera extensión de gama en la marca Heineken en sus más de 140 años de historia. Es un producto muy cuidado que viene a aportar valor y factor premium al segmento». Así es como describe Jorge Paradela, Director de Relaciones Corporativas del grupo en España.

Nueva botella de Heineken 0,0
Nueva botella de Heineken 0,0

La cerveza es sana para el empleo

El turismo y la hostelería es el sector que más se mueve en verano en su generación de empleo y consumo, la relación estrecha que tienen la cerveza y este sector marca en gran medida la importancia de este producto en nuestra economía. La cerveza supone una cuarta parte de la facturación de los establecimientos hoteleros y llega al 40% en el caso de los locales con menos de 10 empleados, según el Informe Socioeconómico del Sector de la Cerveza 2017.

Esto se refleja en el empleo asociado que directa e indirectamente genera la producción y el consumo de cerveza. El sector hotelero significa el 7,6% del PIB a nivel nacional y empleando de manera directa a más de 1,5 millones de personas, y es el sector que genera más empleos durante el periodo estival. La vinculación entre la cerveza y la hostelería permite a Paradela afirmar con orgullo: «Casi uno de cada cinco nuevos empleos generados en España durante la recuperación están relacionados con la hostelería y el turismo, por eso creemos que formamos parte de un círculo virtuoso que está contribuyendo a la recuperación económica del país». El Informe Socioeconómico del Sector de la Cerveza 2017 aporta que España es el segundo país en el que la cerveza genera más empleo (344.000 puestos de trabajo, el 90% en hostelería) tan solo por detrás de Alemania.

España, productor de cerveza

España es un país cervecero en consumo, pero también lo es en producción. Somos el cuarto productor de cerveza de la Unión Europea y el décimo a nivel mundial. Según asegura Paradela nueve de cada diez cervezas consumidas en España se producen en nuestro país. Por su parte, el grupo Heineken cuenta con cuatro fábricas ubicadas en Madrid, Valencia, Sevilla y Jaén, en las que se produjeron más de 10 millones de hectólitros de cerveza en 2016.

En toda España se elaboraron 36,5 millones de hectólitros de cerveza en 2016, un 4,3% más que el año anterior tal y como refleja el Informe Socioeconómico del Sector de la Cerveza realizado por la Asociación Cerveceros de España.

Las exportaciones de cerveza son otra mina de oro, en nuestro país no paran de crecer a doble dígito desde hace ya varios años. En concreto ha aumentado un 261% la exportación es lo últimos 10 años, es decir, se ha casi triplicado la exportación de cerveza en la última década. Guinea Ecuatorial, Portugal, China y Reino Unido son los principales destinos de las exportaciones de cerveza elaborada en España.

Parte de nuestra cultura

La cerveza es una bebida que se consume en compañía, en reuniones familiares; cuando comemos, ocho de cada diez cervezas van acompañadas de comida; y por el día, «es la bebida que alcanza mayor ritmo de consumo en la hostelería diurna» según Paradela. Por otro lado, la cerveza ocupa el 30% de la cuota de estómago del ciudadano medio español (25% con alcohol y 5% sin alcohol) según el estudio de Nielsen Consumeer Confidence Index. Todo esto muestra el arraigo de la cerveza como parte de la dieta mediterránea, como componente de la cultura española. «Nosotros creemos que alrededor de una cerveza siempre ocurre algo bueno» asegura Paradela.