Una de las mesas redondas del X Encuentro del Sector de Infraestructura ABC-Deloitte
Una de las mesas redondas del X Encuentro del Sector de Infraestructura ABC-Deloitte - ISABEL PERMUY
X ENCUENTRO ABC-DELOITTE DEL SECTOR DE LAS INFRAESTRUCTURAS

Las constructoras reclaman potenciar el modelo de concesiones y peajes ante la falta de inversión pública

El sector prevé que los proyectos se financien con crédito bancario e inversiones del BEI, pero también en los mercados de capitales

MADRIDActualizado:

El Ministerio de Fomento se congratula de que 2018 va a ser un buen ejercicio en cuanto a inversión pública en infraestructuras, con proyectos millonarios en marcha como el Plan Extraordinario de Carreteras (PEIC), que contempla el desembolso de 5.000 millones de euros en dos años. Sin embargo, para el sector privado no es suficiente. Consciente de que a futuro la inversión estatal no va a llegar a los niveles precios a la crisis, la grandes compañías del sector creen que es necesario atraer inversión privada, sobre todo foránea. Y para ello reclaman que se potencie el modelo concesionario, lo que implicaría extender el modelo de pago por uso o peajes, como sucede ya con las autopistas.

"El mercado español se ha estabilizado, pero nadie puede estar contento", ha dicho el consejero delegado de Ferrovial Agromán, Alejandro de la Joya, durante una mesa redonda en el X Encuentro del Sector de Infraestructuras organizado por ABC y Deloitte. "El mercado ha bajado a unos niveles que casi se puede decir que ha desaparecido", ha añadido el consejero delegado de Acciona Infraestructuras, Luis Castilla. "El mercado está repuntando desde 2015, pero el mercado es hoy un 30% de lo que era antes de la crisis y no vamos a volver a esos niveles", ha dicho el consejero delegado de Sacyr Construcción, José María Orihuela, quien ha señalado que España debería destinar a inversión pública el 2,8% del PIB, en línea con el resto de países europeos, frente al 2% actual.

Las constructoras españolas amortiguaron esa caída del negocio nacional en la última década con la salida al exterior, donde se han convertido en referente mundial. Ahora bien, estas admiten que en su día lo hicieron sin un análisis riguroso y hoy están reordenando y racionalizando esa internacionalización. "Ante la caída abrupta del mercaod nacional tuvimos que salir de forma precipitada, y eso fue un error. Ahora estamos haciendo operación acordeón y quedándonos en aquellos países en los que estamos cómodos y sabemos desenvolvernos", ha reconocido el consejero delegado de FCC, Pablo Colio.

Como fuere, la conclusión de los gigantes del sector es que las restricciones presupuestarias en cuanto a la obra pública en España van a seguir, y por tanto se hace necesario captar inversión privada exntranjera. "Los gobiernos no podrán hacer más inversiones y las sociedades irán entendiendo que la gestión privada es la forma de solucionarlo", ha dicho Castilla. "Mientras las empresas españolas somos líderes en concesiones en el resto del mundo, en nuestro país apenas tenemos concesiones", ha criticado Orihuela.

"Hay mucho apetito por estos proyectos", ha dicho el director gerente del Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) de Bolsas y Mercados Españoles (BME), Gonzálo Gómez, quien ha apuntado a que esos proyectos se financiarán no solo con deuda bancaria sino también a través de emisiones de bonos. "Hay interés por todas las partes, tanto por la deuda bancaria y del Banco Europeo de Inversiones (BEI) como de los mercado de capitales", ha coincidido el director de Meridiam Infraestructures para España y Portugal, Sergio Rodríguez. La responsable de infraestructuras de Standard & Poor's, Mar Beltrán, ha apuntado en este sentido principalmente a la financiación vía crédito bancario. "La liquidez está ayudando mucho a que los inversores vuelvan a mirar a España, pero el tema jurídico por el marco regulatorio y la duración de los litigios es un tema recurrente sobre el que los inversores siempre preguntan", ha apuntado Beltrán.