Sede de Herbalife en Los Ángeles - ABC

¿En qué consiste el caso Herbalife?

La empresa dedicada a la venta directa tendrá que pagar 180 millones de euros a la Comisión Federal del Comercio de EEUU (FTC) para cerrar una investigación sobre su actividad

MadridActualizado:

El funcionamiento de Herbalife en Estados Unidos era fácil de entender. Según las investigaciones de la Comisión Federal del Comercio de EEUU (FTC), para un vendedor de la compañía especializada en la venta directa de productos nutricionales era más rentable captar nuevos promotores que dar salida al producto. El esquema de Herbalife en este país comenzó a parecerse a una estafa piramidal. Un hecho que no pasó desapercibido para la FTC.

Así comenzó, en 2014, una investigación por parte de la FTC sobre la actividad real de Herbalife. Una investigación que finalizó el pasado viernes con un acuerdo entre la empresa y la institución federal. Herbalife se comprometió entonces a modificar su estructura y pagar 180 millones de euros y, a cambio, evitar ser sancionada.

«Este acuerdo le exige a Herbalife una reestructuración fundamental de su negocio de modo que los participantes sean recompensados por lo que vendan y no por la cantidad de gente que recluten», declaró entonces la presidenta de la FTC, Edith Ramírez. La compañía, por su parte, destacó que el acuerdo ahorra costes tanto financieros como reputacionales, al tratarse de un litigio tan prolongado. «La compañía simplemente quiere seguir adelante», declaró la empresa en un comunicado.

Los inversores también reaccionaron de forma positiva. Las acciones de Herbalife se revalorizaron un 20% tras conocer que la compañía no sería sancionada y que la investigación de la FTC se daba por cerrada. La revalorización se ha mantenido durante la sesión de este lunes, en la que la compañía ha logrado unas subidas cercanas al 10%.

Recuperar el prestigio

Con la clausura de este caso, Herbalife intentará recuperar la reputación perdida por parte de consumidores y empleados durante los últimos años. La FTC acusó a la empresa de «tergiversar el potencial de ganancias de un distribuidor o sus probables ingresos».

El caso de Herbalife es el último eslabón de una larga cadena de sospechas sobre la venta directa (Multinivel). Mary Kay o ACN ya estuvieron involucrados en investigaciones similares a la de Herbalife. La estructura de este tipo de empresas es compleja y en ocasiones genera dudas sobre cómo reciben realmente sus ingresos los trabajadores de la misma.

Pese a todo, la compañía ha aclarado en un comunicado que se trata de una investigación centrada en Estados Unidos y que no afecta al normal desarollo de su negocio. «Las conciliaciones son un reconocimiento de que nuestro modelo de negocios es sólido y subraya la confianza en nuestra habilidad para avanzar exitosamente, de otra manera no habríamos aceptado estos términos», afirmó Michael O. Johnson, presidente y gerente general de Herbalife, el pasado viernes.