La mayor multa corresponde a Correos Express, filial de Correos
La mayor multa corresponde a Correos Express, filial de Correos - ISABEL PERMUY

Competencia multa con 68 millones a Correos y otras 9 empresas de mensajería y paquetería por cártel

Las empresas sancionadas tenían acuerdos paralelos de no agresión comercial; una de ellas, GLS, se libra de la sanción por dar el «chivatazo»

MADRIDActualizado:

Nuevo golpe de Competencia a los cárteles empresariales. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha sancionado con 68 millones de euros a 10 empresas de mensajería y paquetería que operan en España por repartirse los clientes empresariales entre sí para evitar la competencia de otras compañías. En concreto, los grupos multados son Correos Express, Fedex, UPS, DHL, TNT, MBE, GLS, Tourline, ICS y Redyser.

Las compañías de paquetería mensajería suelen hacer acuerdos de comercialización con otras empresas del sector para complementar sus redes de distribución para algunos servicios. Es decir, para poder entregar los envíos de sus clientes allí donde no tienen repartidores ni oficinas. Esta práctica se ha disparado con el auge del comercio electrónico.

La investigación llevada a cabo por el organismo presidido por José María Marín Quemada, durante la cual el organismo recabaron miles de correos electrónicos y mensajes de Whatsapp enviado por los responsables de las empresas sancionadas, ha concluido que algunas compañías firmaron en ese contexto pactos verbales de no agresión, comprometiéndose a no realizar ofertas comerciales a ninguno de los clientes de sus competidoras.

De esta forma, las diez compañías impedían a los clientes de ambas empresas acceder a los servicios de una parte de la competencia. En total, se han descubierto un total de nueve cárteles. La mayor multa, de 19,6 millones de euros, se ha impuesto a Correos Express por la constituciones de un total de cuatro cárteles. UPS deberá pagar 19,2 millones, TNT 16,2 millones, DHL un total de 5, Tourline abonará 3,1 millones, Redyser 2,1, Fedex 1,8 millones, ICS un total de 773.314 de euros y MBE 690.400 de euros. Contra estas sanciones no cabe recurso por la vía administrativa, de forma que las empresas deben acudir a la Audiencia Nacional en el plazo de dos meses.

La décima multa es para General Logistics Spain (GLS), por un importe total de 3,8 millones de euros. Sin embargo, la CNMC le ha eximido del pago por dar el «chivatazo» sobre las prácticas anticompetencia llevadas a cabo. Esta exención, en este caso total pero que podría haber sido parcial, se contempla en el «Porgrama Clemencia» desplegado por el organismo dentro de su plan de lucha contra los cárteles, y que concede ese beneficio a alas empresas y directivos que aporten información sobre el cártel. Se trata de una práctica cada vez más habitual: otras instituciones como la CNMV y la Agencia Tributaria también usan buzones de «chivatazos».

Marín Quemada siempre ha fijado como una de las prioridades de su mandato al frente de la CNMC la lucha contra los acuerdos de mercado y los cárteles por su efecto nocivo sobre la competencia y los consumidores. «Estos acuerdos han tenido un carácter especialmente dañino, en la medida en que encarecieron el coste de los servicios que se prestan a los ciudadanos y se mantuvieron las conductas durante un largo periodo de tiempo», explica Compentencia.