Economía

Comienza la carrera de la gran distribución por los repartos exprés

Amazon, El Corte Inglés y Media Markt reducen los tiempos de entrega e incrementan su rango de actuación en su servicio a domicilio

Comienza la carrera de la gran distribución por los repartos exprés

Menos de seis euros. Es el precio que las grandes cadenas de supermercados le han puesto a la posibilidad de que el cliente reciba su compra en menos de dos horas. Tras abordar de forma progresiva la digitalización de su servicio, la distribución ha dado el siguiente paso: la entrega a domicilio ultrarrápida. Se trata de un servicio vigente desde hace varios años, pero que ha avanzado en gran medida en los últimos meses.

A finales de 2015, El Corte Inglés lanzó «click and express», una entrega a domicilio en menos de dos horas que complementaba a otros servicios como «click an colect» (recogida en el establecimiento) o «click and car» (recogida en el aparcamiento del local). Amazon, por su parte, se sumaba meses antes a otras compañías como Dia, Carrefour, Caprabo, Mercadona o el propio El Corte Inglés al poner en marcha un servicio de compra de productos de alimentación. A lo largo de este verano, ambos han dado un nuevo paso en las entregas en el domicilio.

El gigante de internet anunció en julio una mejora de su servicio «Prime Now», ofreciendo la posibilidad de recibir un pedido en una hora por un coste adicional de 5,90 euros o en dos sin gastos de envío. Y lo que es todavía más importante, incluyó por primera vez en estas entregas la opción de comprar productos frescos, lo que supone un órdago al resto de sus competidores. Hasta ahora, la entrega de productos perecederos representaba un valor añadido de la gran distribución respecto a Amazon. Estos son mucho más complicados de transportar, ya que se necesita mantener la cadena del frío para evitar que se deterioren. Con las últimas modificaciones de «Prime Now», Amazon ha superado este escollo y ha lanzado un reto a sus competidores.

Eso sí, la entrega a domicilio exprés de la compañía todavía tiene mucho camino por recorrer. Por el momento, solo está disponible en Madrid capital y 21 municipios de la comunidad. En la mayoría de estos últimos, la entrega se demora hasta las dos horas. Además, «Prime Now» cuenta con un catálogo de 18.000 productos pero requiere un pedido mínimo de 19 euros.

Sea como fuere, el último movimiento de Amazon ha evidenciado la apuesta que está realizando la compañía tecnológica por España, donde ha anunciado que construirá varios centros logísticos y creará miles de empleos. «Estamos invirtiendo de forma muy decidida en España para mejorar constantemente la experiencia de compra de nuestros clientes: Madrid se une al club exclusivo de ciudades, entre las que se encuentran Nueva York, Berlín, Londres y Tokio», ha señalado el director general de Amazon en España, François Nuyts.

El desafío que supone estas nuevas entregas ultrarrápidas no ha tardado en ser aceptado por la distribución nacional. O, al menos, por una parte de ella. Pocos días después de conocer la decisión de Amazon, El Corte Inglés reaccionó con una promoción limitada en su servicio «click and exprés», rebajando los gasto de envío hasta los 5,95 euros e igualando de esta manera el precio de su principal competidor. Más allá del descuento temporal, el grupo ha dado un golpe encima de la mesa y ha puesto de manifiesto que su servicio exprés llega a más ciudades que el de Amazon (27 en total) y ofrece un catálogo mayor (120.000 referencias).

Fuentes del grupo indican que «El Corte Inglés actualmente abarca un mercado potencial de 14,5 millones de personas». Según la compañía, los envíos en una hora todavía no han sido implantados porque se realiza un servicio «personalizado», en el que la compañía atiende a las necesidades específicas de cada cliente, con un «tiempo de preparación extenso».

La carrera por los envíos a domicilio está, así pues, servida. La semana pasada fue Media Markt el que comunicó que mejoraría su servicio de entrega en dos horas, ampliándolo a 19 ciudades españolas y respondiendo de esta forma a los movimientos de Amazon y El Corte Inglés. No se descartan, por tanto, nuevos servicios de esta índole en el futuro. Compañías como Carrefour, Mercadona o Dia también cuentan con su particular nicho en el comercio electrónico, pero este está más centrado en el desarrollo de sus aplicaciones y en descuentos de su catálogo que en las entregas exprés. Por el momento, ninguna de ellas ofrece un servicio de entrega a domicilio que tarde menos de un día, aunque los últimos movimientos del mercado podrían modificar esta posición.

Las grandes empresas de la distribución han realizado una gran apuesta por el comercio electrónico de alimentos, un segmento todavía por desarrollar. Según el Informe anual del Consumo de Alimentación en España, las ventas de alimentación en internet solo representaron un 0,8% del total en 2015. Además, el crecimiento del «e-commerce» en este segmento ha aumentado solo ocho puntos desde 2004, mostrando signos de estancamiento en los últimos años. Los últimos movimientos buscan revertir esta tendencia y que la última vuelta de tuerca en el servicio de la distribución venga acompañada por el tan ansiado «boom» tecnológico en los envíos a domicilio.

Toda la actualidad en portada

comentarios