Economía

La CNMV suspende la cotización de Urbas tras una querella de Anticorrupción por presunta estafa

La Fiscalía considera que los directivos falsearon una ampliación de capital en 2015

Edificio en promoción en el Valle del Henares
Edificio en promoción en el Valle del Henares - ABC
S. E. Madrid - Actualizado: Guardado en: Economía

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha decidido suspender «cautelarmente» la cotización de Urbas Grupo Financiero en las Bolsas de Valores y en el Sistema de Interconexión Bursátil, tras haber recibido un escrito de la Audiencia Nacional en el que se informa de que se está investigando a la compañía y a su presidente por una querella de la Fiscalía Anticorrupción que apunta a un «presunto delito de estafa», según ha comunicado.

Según han confirmado a Ep fuentes judiciales, este martes la policía judicial registró las sedes del grupo en Guadalajara y Madrid, para buscar pruebas de estas supuestas infracciones, tal y como adelantó «La Información». Así, la Fiscalía consideraría que los directivos falsearon el valor de su última ampliación de capital mediante una supuesta sobrevaloración de algunas de sus fincas.

Al cierre de mercado de este miércoles, la CNMV suspendió su cotización por concurrir «circunstancias que pudieran perturbar el normal desarrollo de las operaciones». Los títulos finalizaban la sesión con un alza del 6,25%, hasta un precio de 0,017 euros, de forma que su capitalización ascendía a unos 11,4 millones de euros. Desde que comenzó el año, cuando sus títulos marcaban un precio de 0,012 euros, Urbas ha experimentado una revalorización del 41,6%.

El analista de XTB ha restado importancia a la subida, ya que lo mínimo que pueden moverse los títulos con un valor nominal tan bajo es un 6%, según ha explicado a Ep. «El movimiento no es nada excepcional ni llamativo», ha asegurado.

Ahora, el regulador ha comunicado que la suspensión de la cotización ha sido adoptada tras haberse recibido un escrito del Juzgado Central de Instrucción nº4 de la Audiencia Nacional en el que se informa de que en dicho juzgado «se siguen diligencias previas incoadas en virtud de una querella de la Fiscalía Anticorrupción» contra el presidente de Urbas, Juan Antonio Ibáñez, Urbas Grupo Financiero y «otros», para la investigación de un presunto delito de estafa, delitos relativos al mercado y delito societario de administración desleal.

El accionista mayoritario del grupo es su propio presidente, Juan Antonio Ibáñez Fernández, cuya participación, que ostenta a través de Robisco Investment, asciende al 27,795%. La porción con la que cuenta Juan Antonio Acedo Fernández, a través de Quamtium Venture, es similar, del 27,719%, y lo convierte en el segundo accionista.

Alza Real Estate, con un 19,79%, es el tercer mayor accionista de la compañía, con una participación valorada en unos 2,26 millones de euros. Por detrás se sitúan José Antonio Bartolomé Nicolás (5,266% del accionariado de la compañía), consejero externo de la empresa, y la sociedad Artagar (5,232%).

Una ampliación de capital no admitida

En 2015, Urbas realizó una ampliación de capital de 30.759 millones de nuevos títulos ordinarios, de 0,010 euros de valor nominal, por un importe total de 307,59 millones de euros, con una prima de emisión total de 76 millones de euros.

Así, el importe total de la emisión fue de 384 millones de euros, mediante aportación no dineraria del 100% del capital social de la compañía Aldira Inversiones Inmobiliarias. Más de dos años después, estas acciones aún están pendientes de admisión a cotización.

Urbas Grupo Financiero está dentro de la lista de morosos del Ministerio de Hacienda por una deuda de 6.672.895 euros.

Toda la actualidad en portada

comentarios