REUTERS

La CNMC pide que Uber o Cabify compitan libremente con el taxi

Impugnará en los tribunales la normativa sobre vehículos con conductor si Fomento no la cambia

MadridActualizado:

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha instado al Ministerio de Fomento y al Consejo de Ministros a cambiar la normativa que regula a las empresas de vehículos de alquiler con conductor aprobada por Real Decreto en noviembre de 2015, al considerar que presenta restricciones a la libre competencia y al «bienestar general».

«Impide que los taxis y los vehículos con conductor compitan entre sí y que los consumidores puedan beneficiarse de una mayor disponibilidad de vehículos, un menor tiempo de espera y una mayor competencia en precios, calidad e innovación», argumenta el 'superregulador' en referencia al servicio que prestan empresas como Uber y Cabify.

La CNMC advierte de que impugnará dicha norma ante los tribunales, por la vía contencioso-administrativa en el supuesto de que el Ejecutivo no levante las restricciones que incluye, dado que «carecen de justificación y son claramente perjudiciales para la sociedad».

El requerimiento del regulador tiene lugar después de que en diciembre de 2014 un juzgado de lo Mercantil dictara el cese de actividad de Uber en España y de que, por contra, el noviembre de 2015, otro Mercantil descartara el cierre de Cabify rechazando así la medida cautelar que en este sentido solicitó la Federación Profesional del Taxi de Madrid.

En concreto, en su requerimiento, la CNMC pide levantar el límite de autorizaciones para este tipo de servicio que introduce la norma, y suprimir la obligación de que tenga que contratarse previamente, la limitación geográfica para operar y los requisitos técnicos y de antigüedad que exige a las empresas.

En su opinión, estas limitaciones, además de «obstaculizar» la competencia efectiva en el transporte urbano de pasajeros, "carecen de justificación económica, son «contrarias a los principios de regulación económica eficiente» y «reducen el bienestar general».

FRENO A LA INNOVACIÓN.

Además, estima que estas barreras a la competencia son especialmente «graves» en la actual coyuntura de "acelerada innovación en el sector" que, en su opinión, "se ve frenada por la norma".

Eliminar las restricciones

«Por todo ello, estas restricciones deben ser eliminadas del marco normativo», concluye el organismo que preside José María Marín Quemada.

Así, la CNMC pide levantar la limitación de autorizaciones para operar a empresas de vehículos con conductor que establece la ley (cuando exista más de una firma de este tipo por cada treinta licencias de taxis).

También reclama eliminar la obligatoriedad de contratar previamente el servicio de un coche con conductor y que puedan competir con los taxis en contratación directa en la calle. Asimismo rechaza que estas empresas sólo puedan operar en una comunidad autónoma y los «injustificados» requisitos de antigüedad (diez años), número mínimo de vehículos (siete coches) y de otra índole que exige para lograr licencia.

La CNMC considera que con su requerimiento «brinda una oportunidad» al Gobierno para eliminar estas barreras a la competencia «por ser claramente perjudiciales para la sociedad».

No obstante, insiste en advertir de que «en el caso de que no se atienda el requerimiento realizado, impugnará ante los tribunales el Real Decreto por el que se aprobó la normativa, para que se eliminen las restricciones en aras del bienestar general».