Juan Rosell, presidente de CEOE
Juan Rosell, presidente de CEOE - ÓSCAR DEL POZO

La CEOE urge a cerrar un pacto de Estado por la digitalización

Presenta un plan que permitiría crear 250.000 empleos e incrementar el PIB un 3,2% hasta 2020

MadridActualizado:

Cerrar cuanto antes un gran pacto de Estado que permita a nuestro país subirse en marcha al tren de la digitalización que determinará el rumbo de la economía y de la actividad empresarial en los próximos años. Esa fue la reclamación que CEOE lanzó ayer en la presentación de su Plan Digital 2020, un informe que recoge las recetas aportadas por empresas y organizaciones empresariales para que la sociedad afronte el reto del nuevo paradigma. Desde la patronal se asegura que con la aplicación de este plan se lograría un incremento del 3,2% del PIB y la creación de unos 250.000 empleos hasta 2020. Por eso, el presidente de CEOE, Juan Rosell, insistió en la importancia de un gran acuerdo institucional para impulsar la adaptación. «La digitalización es clave para el futuro, la revolución tecnológica ha venido para quedarse. Vivimos un proceso de disrupción tecnológica sin precedentes, una auténtica revolución digital, en una sociedad hiperconectada», aseguró Rosell.

En dicho documento se recogen 237 propuestas con el objetivo de colocar a España como uno de los líderes mundiales de la digitalización. «No podemos esperar a que Europa nos arrastre», aseguró el presidente de la Comisión de Sociedad Digital de la CEOE, Julio Linares. Nuestro país se encuentra en el puesto 15 del índice DESI (Índice de Economía y Sociedad Digital), elaborado por la Comisión Europea, y en el puesto 35 del índice NRI (Índice de Conectividad), realizado por el World Economic Forum, y que agrupa a todos los países del mundo. A pesar de ir a la par que la media europea, estos datos no son positivos para la CEOE porque «Europa no está a la cabeza de la digitalización. Es dramático que actualmente haya un millón de vacantes en puestos digitales en el continente», añadió Linares. Las empresas de EE.UU. y Asia son las que están a la vanguardia.

Linares admitió encontrarse ya en conversaciones con el Gobierno, partidos y sindicatos para impulsar este Pacto de Estado y afirmó que «existe una voluntad para que se llegue a un acuerdo». Se calcula que incrementando en un 10% el nivel de digitalización, España lograría situarse entre los diez primeros del DESI y entre los veinte primeros puestos del NRI.

La aclimatación de las empresas a este entorno digital es clave para subsistir. Los cambios impulsados desde la llegada de las nuevas tecnologías ha dado un vuelco a los modelos de negocios. Por ello, para Linares no es casualidad que la media de vida de las empresas haya disminuido de sesenta a veinte en medio siglo. «Que en diez años hayan desaparecido el 50% de las grandes empresas tiene su razón en la falta de adaptación». Las estrategias del plan impulsado por la CEOE implican a todos los sectores de producción, siendo la educación, formación e innovación los que más importancia cobran. Los tres son considerados la base sobre la que llevar a cabo con éxito el proyecto. En materia de innovación, el informe precisa que el objetivo es alcanzar el 3% del PIB en I+D+i en 2020. Actualmente, se gún la OCDE, se sitúa en un 1,2%.

Por su parte, en educación y formación el objetivo es adaptar el sistema para fomentar el uso de las nuevas tecnologías que se demandan en el mercado laboral. Los puestos más solicitados, según Linares, son «el desarrollo de aplicaciones web y de móvil, el análisis de datos y la ciberseguridad. Tras el ataque del virus Wanna Cry, este fue uno de los temas estrella de la presentación. Linares, que también es vicepresidente de Telefónica, una de las compañías afectadas por el ataque, subrayó que la privacidad y la ciberseguridad «son los dos mayores retos para la sociedad digital. Lo ocurrido el viernes debe servir como aprendizaje para el futuro».