La vivienda mantendrá su escalada de precios
La vivienda mantendrá su escalada de precios - AFP

CBRE prevé crecimientos de hasta el 10% en el precio de la vivienda este año

Madrid, Valencia, Málaga o Baleares liderarán de nuevo un mercado que superará las 500.000 compraventas

MadridActualizado:

El precio de la vivienda continuará creciendo con fuerza en 2018. Así lo estiman las principales consultoras del mercado. La última en publicar sus cálculos ha sido CBRE, que ha vaticinado en su informe «Mercado Residencial en España» que los inmuebles serán un 6% más caros al término del año. En ciudades como Madrid, Valencia y Baleares el incremento será mayor, cercano al 10%.

Este crecimiento, sin embargo, no desatará «las tensiones registradas durante la fase álgida del ciclo anterior» debido a que será acompañado de comportamientos más discretos. Es decir, como en ejercicios anteriores, los precios de la vivienda seguirán avanzando a dos velocidades.

Respecto a la compraventa, esta crecerá un 8%, lo que le permitirá superar el medio millón de compraventas y establecerse en 575.000 transacciones. Se trata de una tasa más «moderada» que la registrada en 2017, cuando este indicador creció un 14,6%.

CBRE también analiza en el documento uno de los aspectos más preocupantes del mercado, la escasez de oferta. La consultora sostiene que la vivienda nueva arroja ya síntomas de recuperación, pero admite que parte de niveles muy bajos. El año pasado se terminaron 54.000 viviendas, un 30% más que en 2016, un nivel «insuficiente para satisfacer las necesidades de demanda», según Samuel Población, director nacional de Residencial y Suelo de CBRE España.

La mitad de esta demanda de vivienda (49%) se concentra en las grandes ciudades, como Madrid o Barcelona. Una tendencia que ha puesto en riesgo el abastecimiento de estas urbes. De hecho, según ha detallado Sociedad de Tasación, a los ritmos de adquisición actuales este se acabará en poco más de un año.

Sobre el alquiler, CBRE constata que en los últimos diez años ha habido un crecimiento de casi 900.000 personas que han pasado a vivir en este régimen. «Las grandes áreas metropolitanas y las regiones con un mercado laboral más dinámico son las que han visto incrementado el peso de la vivienda en alquiler en la última década», destaca Población.

Si bien esta reactivación del mercado ha llamado la atención de los inversores institucionales, la consultora asegura que el mercado todavía sigue «extremadamente atomizado» y que únicamente entre el 2 y el 4% del mismo está en manos de grandes fondos.