El equipo de Blarlo
El equipo de Blarlo - ABC

Blarlo, el traductor que asigna en segundos un texto al nativo más adecuado para la especialidad

En menos de un año, desde la plataforma se han traducido más de cinco millones de palabras procedentes desde un tuit hasta de grandes proyectos de ingeniería

MadridActualizado:

La plataforma Blarlo nace con el objetivo de revolucionar el negocio de las traducciones gracias a su tecnología innovadora. Desde su puesta en marcha en abril de 2017, Blarlo ha traducido más de cinco millones de palabras de textos procedentes desde un tuit hasta de grandes proyectos de ingeniería. En Blarlo cuentan con 1.500 traductores de todo el mundo que dominan hasta 200 pares de idiomas diferentes.

Con la tecnología aplicada por esta startup madrileña se agilizan los tiempos, se maximiza la calidad y se optimizan los precios. El sistema permite asignar en segundos el encargo del cliente al traductor nativo más adecuado para la especialidad. De este modo, se potencia la comunicación y gestión entre los equipos de trabajo a la vez que es posible reconocer los textos que ya han sido traducidos anteriormente o aquellos fragmentos que se repiten.

«En la mayoría de los textos, un 30% del contenido que se traduce es repetido. En el caso del comercio electrónico se puede llegar hasta el 70% y nuestra tecnología permite el reconocimiento de este contenido repetido al optimizar de forma significativa el proceso de traducción. Esta optimización se refleja en los tiempo de respuesta y en los costes de los clientes», comenta Carmelo Gayubo, CEO y fundador de Blarlo.

Blarlo trabaja tanto con particulares (modelo B2C) como con grandes entidades (B2B). «Tenemos empresas que lo único que necesitan es traducir un tuit y lo hacemos en menos de cinco minutos y también compañías con grandes proyectos de arquitectura o ingeniería que requieren la colaboración de un equipo de traductores multidisciplinar», afirma Carmelo Gayubo. El CEO de la plataforma pone como ejemplos «traducciones en el sector de viajes o comercio electrónico a 17 idiomas, traducciones juradas para concursos internacionales de construcción o la traducción técnica del proyecto de ejecución de un oleoducto entre México y Canadá a tres idiomas».

Los empleados de la plataforma han de tener una titulación en Traducción, ser nativo del idioma al que se pretende realizar el cambio y tener alguna especialización en el sector en el que se enmarca el texto.

El mayor logro de Blarlo «ha sido que, después de casi un año de operaciones, el 100% de los trabajos que nos han encargado se han entregado dentro del plazo estipulado y con la máxima calidad» ha sentenciado Carmelo Gayubo.

Blarlo es una startup madrileña que se fundó a mediados de 2016, cuando sus tres fundadores comenzaron a desarrollar la plataforma tecnológica que vio la luz en abril de 2017. A día de hoy, Blarlo tiene focalizado su negocio en la traducción de textos, pero abre las puertas a servicios de interpretación, de locución o de subtitulación, entre otros.