Francisco González y Carlos Torres durante la presentación de resultados de 2016 - AFP

El BBVA gana 2.306 millones hasta junio, el 26% más, por menores saneamientos

La moderación del gasto también ha impulsado la cuenta de resultados del grupo

MadridActualizado:

La evolución del negocio en México (1.080 millones de beneficio, un 11,6% más) y Turquía (374 millones, 15,3% más), el incremento de los ingresos recurrentes y la caída de los saneamientos permitieron a BBVA mejorar un 26% sus beneficios y ganar 2.306 millones de euros en el primer semestre de 2017. El margen de intereses del banco subió un 5,2%, alcanzando los 8.803 millones de euros y registrando el nivel más alto en los últimos siete meses.

El grupo también mejoró su beneficio en España un 8%, hasta los 670 millones, aunque el negocio inmobiliario supuso todavía unas pérdidas de 191 millones de euros. El nuevo crédito a empresas creció un 12,8% en nuestro país, mientras que la nueva financiación al consumo lo hizo en un 24%. En España, los depósitos de clientes en gestión crecieron un 1,4% con respecto a marzo.

La entidad cerró junio con una caída de casi el 3% en los depósitos de los clientes, que quedaron en 394.626 millones de euros, mientras que el crédito bajó el 2%, hasta 424.405 millones.

Los préstamos morosos, por su parte, cayeron en algo más de 800 millones, lo que permitió situar la ratio de mora en el 4,8% a cierre del primer semestre. En este periodo, la solvencia alcanzó niveles del 11,1% en el ratio CET1 «fully-loaded». Esta ratio ya incorpora el impacto negativo de la compra del 9,95% adicional en Garanti.

El margen de intereses alcanzó los 8.803 millones de euros en los primeros seis meses del ejercicio, un 5,2% más (+9,6% sin considerar el impacto de los tipos de cambio. En el segundo trimestre, el banco que preside Francisco González alcanzó un margen de intereses de 4.481 millones de euros, el más alto de los últimos siete trimestres.

El margen bruto semestral alcanzó 12.718 millones de euros, con un crecimiento interanual del 4% (+7,8% a tipos de cambio constante), gracias al crecimiento del el 5,1% (+9,2% sin considerar el impacto de las divisas) de los ingresos recurrentes. El margen neto alcanzó los 6.407 millones de euros, un 8,6% por encima del registrado en el primer semestre del año anterior (+13,9% excluyendo el efecto del tipo de cambio).

Casi veinte millones de clientes «digitales»

Carlos Torres Vila, consejero delegado de la entidad, ha explicado la importante «conversión» que está llevando a cabo el banco, que en el primer semestre alcanzó los 19,9 millones de clientes digitales. Un 22% más que un año antes. El «foco» en esta transformación, según el directivo, es lo que provoca que la entidad no tenga dentro de su estrategia realizar una operación corporativa.

En la presentación de los resultados Torres Vila también ha analizado la nueva Ley Hipotecaria, asegurando que «todo lo que sea añadir seguridad jurídica» a este ámbito será positivo para el mercado. Además, la ley mantendrá, en su opinión «la alta competencia que tiene hoy el mercado español». El consejero delegado de la entidad puntualizó sin embargo que todavía es pronto para conocer el alcance que tendrá esta nueva norma.